Son madre, hija y nietas corren juntas en San Martín de los Andes

Crédito: Gentileza de Mujeres Corren
Cristina Mahne
(0)
19 de septiembre de 2018  • 00:17

Cata Villamil, su hermana, su mamá y su abuela comparten la pasión por el deporte al aire libre y desde San Martín de los Andes nos comparten su historia con el running.

"MI ABUELA NOS INSPIRÓ"

Mi abuela Virginia se instaló hace 39 años con su familia en San Martín de los Andes. Y abrazó el deporte como estilo de vida. Hoy, con 71 años, anda en bicicleta una hora y media por día y hace poco participó en una carrera de 60 kilómetros por la Ruta de los 7 Lagos. Inspiró a sus hijas en este camino de salud y naturaleza, y también a nosotras, sus nietas. Ahora, las integrantes de las tres generaciones nos animamos al running, corriendo cada una a su ritmo, respetando el propio paso. Pero nos esperamos en la llegada para abrazarnos y cruzar la meta. Juntas.

"LA NATURALEZA INVITA A MOVERSE"

No da estar todo el día encerrada con este paisaje espectacular. Así que haga frío o no, sople mucho viento o no, llovizne o no, salimos. Los domingos, por ejemplo, organizamos trekkings familiares hasta alguna cascada. El resto de la semana, andamos en bici, corremos, caminamos. El paisaje es tan deslumbrante que es difícil resistir la tentación de detenerse para hacer una selfie con el lago Lácar de fondo. "Contrariamente a lo que muchos piensan, es fácil bancarte el clima porque el marco es el ideal: no podés perderte esta maravilla natural. Así que si está fresco, nos emponchamos y salimos al sol. El frío y el viento se aguantan. El encierro y mirar esta belleza detrás de un vidrio, no", explica siempre mi mamá a los que no se animan a moverse.

"TODAS PODEMOS"

Esta carrera de Mujeres Corren se puede correr de manera individual, pero también en duplas. Y no es necesario ir a la par ya que al final de la competencia se suman los tiempos de ambas integrantes del team. En ese caso las categorías son: Madres e hijas; Abuelas y nietas; Tías y sobrinas, Madrinas y ahijadas, Amigas, Compañeras de trabajo, Hermanas y Compañeras de colegio. No importa si son runners experimentadas o si prefieren caminar: todas tienen que sentir que pueden participar y volverse a casa con su medalla de finisher. Es un mensaje perfecto para este momento de empoderamiento femenino global. Todas podemos.

"ESTA ACTIVIDAD RENUEVA LA MENTE"

Mi mamá (Inés Bartolomé, 41 años, ginecóloga) es como el relleno del sándwich: la generación intermedia en esta familia de deportistas. Ella corrió seis de las siete ediciones de esta carrera. Para la única que se perdió presentó una gran excusa: ¡tuvo gemelos! Son mis hermanitos Joaquín y Benjamín, que nacieron hace cinco años.

Ella recurre a su profesión de médica y usa el verbo apropiado para referirse a lo que hizo mi abuela: dice que ella "nos contagió a todas el amor por la actividad física. Siempre fue nuestro mejor estímulo. No hubo que convencerla de nada porque Virginia lidera. Impuso su estilo de vida a toda la familia. ¡Y predica con el ejemplo porque está bárbara! No solo física, sino mentalmente". Es la pura verdad.

Mi mamá corre generalmente con las mamás de mis amigas y de las amigas de mi hermana. Siempre sostiene que correr es una actividad que le renueva la mente, le permite liberar tensiones y le da la capacidad de tener fuerza para ocuparse de atender las demandas de sus cuatro hijos y del trabajo. De hecho, además de esta carrera familiar, a veces se pone desafíos un poco más intensos. Hace poco corrió una carrera algo más exigente, de montaña y de 10 kilómetros, con una amiga suya. ¡Y le fue bárbaro!

"LA IDEA ES COMPARTIR"

Mi abuela, Virginia Lanusse, es de las que piensan que en familia todo se potencia. Anda a solas una hora y media diaria en bici, pero siempre trata de encontrar ocasiones para sumarnos a todas. Quiere compartir con nosotras todo el tiempo posible, aunque nadie duda de que tiene todavía décadas por delante para seguir andando. Es muy genia.

Todo este empuje, además, se da en un contexto regional de creciente interés por el deporte. La movida de actividad física protagonizada por mujeres que se generó a nivel local incluye hasta el nacimiento de recientes grupos de mountain bike exclusivamente femeninos. La idea es compartir más espacios, más momentos, más emociones entre mujeres, entre amigas, entre familiares, entre colegas. Porque, como decía uno de los carteles colgados a lo largo del recorrido, "la de al lado es compañera, no competencia".

ANOTATE EN LA CARRERA

Este año, por primera vez, esta carrera que nació originalmente para celebrar cada marzo el Día de la Mujer, se corre a lo largo de varios meses en otras cuatro ciudades del país: Bariloche, Neuquén, Cipoletti y Rosario. La consigna es la misma: invitar a caminar, trotar o correr, para que puedan participar todas las mujeres, sin importar edad ni estado físico.

El próximo encuentro de Mujeres Corren está previsto en Bariloche para el 20 de octubre. Allí, tal como ocurrió en las otras cuatro sedes, además de la carrera habrá baile durante la entrada en calor y en la elongación posterior a la llegada, pero también acciones relacionadas con mejoras para la salud (se desarrolla una campaña específica de prevención del cáncer de mama, por ejemplo), la calidad de vida, la conciencia social y los cuidados del medio ambiente.

Más info e inscripción: www.mujerescorren.com

¿Qué te motivó esta historia? ¿Te gustaría compartir una pasión con las mujeres de tu familia? También leé: 3 escapadas medievales para hacer desde Madrid y Tiene 14 años, hizo una canción contra el bullying y ya tiene 500.000 seguidores en YouTube

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.