"Somos jóvenes pero los findes nos quedamos en casa como dos abuelos"

Es un sábado a la noche y el plan más vertiginoso que tienen es ver la última serie ¿Puede el nesting poner en riesgo tu pareja?
Es un sábado a la noche y el plan más vertiginoso que tienen es ver la última serie ¿Puede el nesting poner en riesgo tu pareja? Crédito: DENISE GIOVANELLI. Producción de Natalia Señorales.
Ana Paula Queija
(0)
20 de septiembre de 2018  • 00:33

Es difícil reconocer que cuando nos conocimos éramos los más copados y que cada fin de semana era un rally de salidas divertidas y originales. Y claro, ahora te pasa que sentís que llega el fin de semana, entrás a tu casa el viernes y -a más tardar a las 21- ya están comiendo un delivery en pantuflas.

Podés observarte en el reflejo de la tele. T e reís de él con una extraña mezcla de ternura y bronca, pero tu imagen tampoco es la de la "reina de la noche". Estás envuelta en una manta con el pelo hecho un bardo y buscando el aporte nocturno de adrenalina en un pote de helado. Están tranquilos, la pasan bien así y saben que no se trata de una crisis, pero evidentemente parecen dos abuelos. Por dentro algo te llama: ¿es la disconformidad, la nostalgia o la tristeza?

¿Cómo detectar el "abuelismo"?

"Viejo, otra vez sopa" : las pocas veces que salen, van al mismo lugar; y cuando piden comida, es siempre la misma. Los domingos siempre son iguales, y así son sus encuentros en la cama (el afuera y el adentro de la cama se retroalimentan).

"¿Para qué planear tanto?": con los proyectos, una pareja fantasea con un futuro, son leña para el fuego del amor.

"Vieja, hasta que la muerte nos separe": cuando uno de los dos es tan incondicional que parece que va a estar siempre, la relación se transforma en algo tan familiar que es peligroso.

"¿Traés la bolsa de agua caliente a la cama?" : no te importa arreglarte cuando vas a la cama, te metés con tu máscara y la peor remera como lo harías con una amiga.

Plan rejuvenecedor

1. Editar el contrato: los dos tienen que coincidir en que está pasando algo que no está tan bueno y luego plantearse algunos desafíos, teniendo en cuenta que el que pide renovar el contrato es el que la está pasando mal: si es tu caso, tratá de encontrar argumentos positivos, en lugar de hacer solo críticas. Si tu pareja acepta, podés proponerle un experimento: "Vamos a un lugar al que nunca hayamos ido, tengamos una experiencia nueva que nos abra la cabeza". Planteen un desafío, un proyecto que nunca hayan encarado, algo que incluya el "nosotros" del vínculo, y que sea desafiante (una actividad, salida, viaje o un curso).

2. Sacudón emocional: muchas veces, necesitan un despertar de esa "siesta" que se tomaron en los últimos meses. Se trata de una conexión mayor con la percepción. Pensá en cómo te sentirías si lo perdieras y proponete disfrutarla mucho más.

3. Atención a los detalles: que te prenda la estufita cuando te vas a bañar te puede hacer morir de amor; o que le consigas una cerveza de la marca que le gustó, por ejemplo. Son las pequeñas cosas de lo cotidiano las que transforman, como mandarle un WhatsApp con una declaración de amor, aunque solo sea un "Pienso en vos desde mi escritorio y me caliento".

6. Un ratito libre de tecnología: pueden armar una estación de tecnología en su casa, que consiste en abandonar todas las pantallas en una determinada franja horaria. Puede ser una buena idea definir una hora de encuentro en la que no hagan otra cosa que estar juntos, haciendo lo que sea.

7. Terapia de pareja artesanal: una hora por semana, vayan a un cafecito y cuéntense algo que nunca se hayan contado de su historia, del pasado o de hoy. Los temas no pueden tocarse con sus responsabilidades compartidas.

Los consejos antiabuelismo son válidos siempre que el amor esté conservado. Pueden pasar miles de cosas, pero si el sentimiento se mantiene, se sale a flote. El gesto esencial es no creer que uno tiene el amor comprado y es importante adaptar las soluciones al plano de lo posible. La cena con velas no es viable con los niños dando vueltas; el sexo maravilloso sin seducción afuera de la cama tampoco. No es necesario vivir a los saltos, pensando ideas para sorprender al otro; es precisamente en lo cotidiano donde transcurren la seducción y el encuentro de la pareja estable.

¿Te identifica esta situación? ¿Qué estrategia vas a encarar? Si van a persistir con las series, entonces te recomendamos: Cinco series sobre sexo: ¿cuál vas a ver esta semana?

Expertos consultados: Patricia Faur y Sebastián Girona, , psicólogos especialistas en pareja.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?