Gran Bretaña identificó y acusó a dos rusos por el envenenamiento del exespía

"Estuvimos en lo cierto al decir en marzo que el Estado ruso era responsable", dijo la primera ministra Theresa May Fuente: Reuters
5 de septiembre de 2018  • 10:18

LONDRES.- Ya pasaron seis meses del envenenamiento y las autoridades del Reino Unido continúan investigando el caso para dar con respuestas y explicar qué pasó con del exespía Sergei Skripal y su hija Julia. Hoy la policía hizo público el nombre de dos sospechosos rusos en el caso que salió a la luz a principios de marzo.

La fiscalía general informó que se elevaron cargos contra Alexander Petrov y Ruslan Boshirov por intento de asesinato, graves daños corporales y posesión de armas químicas. El gobierno británico tramitará una orden de detención europea contra ambos.

"Es posible que estos no sean sus verdaderos nombres" aunque "tenían pasaportes rusos emitidos con estos nombres", explicó el jefe de la policía antiterrorista, Neil Basu. "Si saben quiénes son y los conocen con otro nombre, por favor manifiéstense. Estamos pidiendo a la gente en todo el mundo, ¿los reconocen?", agregó.

"Estuvimos en lo cierto al decir en marzo que el Estado ruso era responsable", dijo la primera ministra Theresa May Fuente: AFP

Según la investigación policial, los sospechosos llegaron a Londres el 2 de marzo, durmieron en un hotel de la capital británica y al día siguiente viajaron a Salisbury, localidad del suroeste de Inglaterra donde residía Skripal, en un "viaje de reconocimiento". "Creemos que contaminaron la puerta de entrada" de la casa del exespía, precisó Basu.

Por su parte, el ministerio ruso de Relaciones Exteriores reaccionó de manera rápida y aseguró desconocer quiénes son los dos ciudadanos rusos afectados por la euroorden. "Los nombres y las fotografías que fueron publicadas en los medios no nos dicen nada", declaró en Moscú la portavoz de la diplomacia rusa, María Zajárova.

Los Skripal fueron encontrados inconscientes el 4 de marzo en un banco de un parque de Salisbury y sobrevivieron por poco a su envenenamiento con Novichok, una sustancia neurotóxica de gran potencia. Ambos viven ahora en un lugar secreto y el caso desató graves tensiones entre Reino Unido y Rusia , país al que la Policía acusa de estar detrás del hecho.

Como consecuencia del envenenamiento, Reino Unido, Estados Unidos y otros aliados expulsaron a más de 140 diplomáticos rusos de sus países. El Kremlin respondió con una medida equivalente.

"Estuvimos en lo cierto al decir en marzo que el Estado ruso era responsable", dijo la primera ministra Theresa May Fuente: AFP

Además, Estados Unidos anunció sanciones económicas a Rusia, que entraron en vigor el 27 de agosto y que afectan las exportaciones de algunos productos tecnológicos, como los aparatos electrónicos, y a la venta de armas a Rusia.

Las palabras de May

Hoy, la primera ministra británica se refirió al caso ante el Parlamento y advirtió: "Estuvimos en lo cierto al decir en marzo que el Estado ruso era responsable. Ahora que hemos identificado a las personas involucradas, podemos ir aún más allá", según lo publicado por el diario The Guardian.

Theresa May aseguró que las agencias de seguridad e inteligencia llevan adelante sus propias investigaciones sobre la organización detrás de este ataque y que en base a ellas el Gobierno concluyó que las dos personas nombradas son oficiales del servicio de inteligencia militar ruso, también conocido como GRU, una organización altamente disciplinada con una cadena de mando bien establecida.

"Estuvimos en lo cierto al decir en marzo que el Estado ruso era responsable", dijo la primera ministra Theresa May Fuente: Reuters

"Sabemos que el GRU jugó un papel clave en la actividad maligna de Rusia en los últimos años y hoy hemos expuesto su papel detrás del despreciable ataque con armas químicas en las calles de Salisbury. Las acciones del GRU son una amenaza para todos nuestros aliados y para todos nuestros ciudadanos", indicó May.

"Esta no fue una operación deshonesta. Fue aprobada fuera del GRU en un nivel superior del Estado ruso", alertó. "Tomaremos todos los pasos posibles para detenerlos, extraditarlos y llevarlos a la justicia aquí en el Reino Unido".

Para finalizar, la premier destacó: "Este ataque con armas químicas en nuestro suelo fue parte de un patrón más amplio de comportamiento ruso que persistentemente busca socavar nuestra seguridad y la de nuestros aliados en todo el mundo".

Agencias DPA y AFP

TEMAS EN ESTA NOTA