En cuatro meses, la adjudicación de créditos UVA cayó más del 60%

Fuente: Archivo
María Julieta Rumi
(0)
6 de septiembre de 2018  • 17:43

La suba del dólar desde abril pasado se reflejó en el otorgamiento de créditos hipotecarios UVA por parte de los bancos que se estabilizó en $5.100 millones en agosto -el peor mes de la devaluación-, lejos del récord de casi $14.000 millones de marzo pasado.

Los créditos UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) fueron una de las grandes apuestas del Gobierno para desarrollar el mercado inmobiliario y para que la clase media llegue a la primera vivienda. Sin embargo, el supuesto era que la inflación se iba a ir desacelerando, pero ahora la expectativa cambió.

Otro desincentivo es que los pesos que los bancos dan por la equivalencia de UVAs cada vez valen menos dólares, moneda en las que están tasadas las propiedades, además de que hoy se requieren más ingresos para calificar.

De esta forma, la caída del 60% que se notó en el cierre de junio (se pasó de $13.000 millones en abril a $5.500 millones) se convirtió en el piso, por lo menos, por ahora, ya que resta ver el impacto del salto de la divisa a casi $40 desde el jueves pasado.

Los datos se desprenden del informe sobre bancos del Banco Central y si se traduce a dólares -tomando el promedio minorista mensual de la entidad que maneja Luis Caputo-, en agosto se adjudicaron préstamos hipotecarios UVA por US$165 millones contra US$675 millones en marzo.

Consultado por LA NACION, el economista y miembro del Centro de Estudios Económicos del Sur (Cesur), Amilcar Collante, destacó que en estos tres meses desde junio "no hubo un derrumbe o parálisis de las operaciones" a pesar de que el dólar casi se duplicó desde marzo y abril hasta hoy, lo que se explicaría porque "antes no había una disponibilidad de crédito a largo plazo".

"Cerca de los $5000 millones hay un piso que parece estable. Estable ante un sacudón grande y, en realidad, te garantiza que va a seguir habiendo operaciones pese a que el contexto se ha enrarecido mucho", explicó.

En tanto, sobre el futuro, dijo que puede que el otorgamiento se estabilice y sea una señal. "El punto más bajo de operaciones con crédito dependerá de la gravedad de la recesión y de si se estabiliza el tipo de cambio. En términos de recesión, todavía falta que el salario siga cayendo y, en términos de estabilización, el dólar hoy está más calmo, pero hay que ver si sale el acuerdo con el FMI y el mercado empieza a confiar y te podés estabilizar, pero es muy cambiante día a día", opinó.

Fuentes del Banco Hipotecario sumaron que "luego de una caída de alrededor del 50% en junio, desde ese mes se estabilizaron los niveles de inicio de trámites".

"Hubo una caída importante en junio, producto de la modificación del tipo de cambio, y ahora estamos notando que los niveles se mantienen estables desde ese mes hasta fines de agosto, tanto en originación (carpetas que ingresan) como escrituraciones", aseguraron.

Fuentes del Banco Ciudad también coincidieron con la actual situación. "Coincide la estadística con lo que vemos en el banco. Julio tiene una cuestión estacional con los créditos hipotecarios por las vacaciones. Es un mes con una baja estacional. Y en agosto recuperó, siempre en unos niveles más bajos que el boom que tuvimos, por supuesto, y es un crédito el UVA donde la gente mira mucho el tema de la inflación. En cuanto se logra una estabilización del tipo de cambio, los créditos hipotecarios vuelven a tomar fuerza", apuntaron.

Por otro lado, desde el Banco Nación, señalaron que en julio y agosto tuvieron un mejoramiento respecto de junio. "En el mes de julio se recibieron 1.682 solicitudes de crédito para la línea en UVA, más que los pedidos recibidos el mes anterior. Si se compara la cantidad y monto de las operaciones contabilizadas en agosto respecto de aquellas de julio, se observa un incremento de operaciones y desembolsos", puntualizaron.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.