Fracasó el intento opositor de frenar el ajuste en las asignaciones familiares

No tuvo quórum la sesión especial que se convocó en el Senado; se ausentó el oficialismo y la gran mayoría de la bancada peronista
No tuvo quórum la sesión especial que se convocó en el Senado; se ausentó el oficialismo y la gran mayoría de la bancada peronista
Gustavo Ybarra
(0)
5 de septiembre de 2018  • 12:09

Un sector de la oposición fracasó hoy en su intento por derogar el decreto 702 del Poder Ejecutivo que redujo las asignaciones familiares en la región patagónica y otras zonas del país, y cuya aplicación se encuentra suspendida por 30 días ante las quejas y reclamos que generó la medida.

La sesión especial, pedida por legisladores de las provincias patagónicas, se frustró por falta de quórum. Solo una veintena de senadores bajaron al recinto, presencia que contrastó con las bancas vacías del oficialismo y de la gran mayoría de la bancada peronista.

Tampoco estuvo presente Cristina Kirchner , a pesar de que el Frente para la Victoria (FPV) fue el bloque que más legisladores aportó al intento por reunir el quórum.

Una vez caída la reunión, se escucharon expresiones en minoría con fuertes críticas por la falta de respuesta al reclamo por las asignaciones familiares y a la política económica del gobierno de Mauricio Macri.

"Esto es ajuste sin fin, pero con fines que todos conocemos", se quejó Norma Durango (PJ-La Pampa), quien aseguró que la eliminación del plus en las asignaciones familiares por región patagónica implica una pérdida de 7 millones de pesos por mes para su provincia que, dijo, "provocará una caída en cascada de la actividad económica".

En la misma línea se manifestó Alfredo Luenzo (PJ-Chubut), quien aseguró que la medida "deteriora el tejido social" de la Patagonia y contextualizó la medida en una serie de recortes a beneficios para la región que fueron eliminados por el Poder Ejecutivo, entre los que citó los recortes en el Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi), del incentivo docente y la quita de subsidios al transporte.

"Esto trasciende lo estrictamente regional, esto es la expresión de la Argentina periférica en contra de una mirada muy centralista", agregó el senador.

Hasta habituales aliados del Gobierno protestaron por la decisión del Gobierno. Así, el salteño Juan Carlos Romero (PJ) destacó que la medida afecta a 35.000 personas en su provincia.

"Entiendo las dificultades presupuestarias, soy creyente del equilibrio presupuestario, pero esto no quiere decir que no se deba buscar equidad en lo social, que no se debe tomar como un gasto", aseguró Romero.

El decreto 702/18 equiparó las asignaciones familiares de todo el país, lo cual implicó una reducción de las correspondientes a la Patagonia, que recibían un plus en virtud de tratarse por zona desfavorable. Ante la queja de los mandatarios provinciales y de diferentes actores sociales de la región, el Poder Ejecutivo suspendió su aplicación por 30 días hasta que la Anses realizase una evaluación de la situación. Ese plazo vence mañana.

La medida no solo afecta a las provincias patagónicas, sino que también alcanza a departamentos de Jujuy, Catamarca y Salta y zonas de Buenos Aires, Mendoza y Formosa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.