Gustavo Cordera intenta volver después del derrape

‘Desechos humanos’, su nuevo álbum, sale a mediados de mes y es una respuesta a su último escándalo

5 de septiembre de 2018  • 15:43

Una causa por incitación a la violencia colectiva, desaparición mediática, shows cancelados y condena social: a dos años de la ola de repudio que recibió Gustavo Cordera por declarar en una entrevista con estudiantes de periodismo que existen mujeres que “necesitan ser violadas para tener sexo”, el ex Bersuit retomará la actividad musical a partir del lanzamiento de Desechos humanos, un nuevo disco que saldrá el 14 de este mes.

Evidentemente, el hecho repercutió de manera profunda en el fuero íntimo de Cordera, ya que el álbum funciona como una respuesta explícita a las consecuencias que afrontó en los últimos dos años tras sus declaraciones escandalosas. “Que levante la mano el que se cree perfecto/O se siente completo, o se ve sin defectos/Yo quiero estar feliz de haber nacido hombre/Quiero vivir de pie, reverenciar mi nombre, legitimar mis errores”, canta Cordera en “Devolución”, uno de los temas del disco.

Desechos humanos será editado por Sony, fue mezclado en Los Ángeles por Aníbal Kerpel, y cuenta con la participación de Gustavo Santaolalla. “Colaboré cantando en un tema que me encantó”, dice el productor. “Puedo anticipar que es una de esas canciones redondas de Cordera, y tiene una letra muy potente.” Santaolalla también asegura que el proceso de grabación “fue un momentazo” y el resultado es un tema hitero que “levanta vuelo como loco y realmente explota”, en parte gracias a la combinación de ambas voces.

“ Desechos humanos es el mejor disco del Pelado”, dice Osky Righi, ex guitarrista de Bersuit, que estuvo involucrado en la producción. “Tiene un sonido más cercano a canciones como ‘La soledad’, ‘Shit, Shit, Money, Money’ y ‘Sr. Cobranza’. O sea, suena como las canciones más aguerridas de su repertorio.”

La campaña del disco incluirá una serie de videos realizados por la productora Cobra Films, que serán publicados en los días previos al lanzamiento. El regreso llegará mientras Cordera espera que se resuelva la situación judicial en la que se ve involucrado a raíz de sus declaraciones de agosto de 2016. Las noticias no son alentadoras para él: en julio, el juez Rodolfo Canicoba Corral (que lo embargó por 500.000 pesos) elevó su causa a juicio oral.