Asado en peligro

Jueves soleado y templado con 25°C. Descenso de temperaturas hacia el fin de semana. Domingo inestable.
Jueves soleado y templado con 25°C. Descenso de temperaturas hacia el fin de semana. Domingo inestable. Crédito: Ilustración Costhanzo
Diego Angeli
(0)
6 de septiembre de 2018  • 11:42

Esto también pasará

"Fue lindo mientras duró" me dijo una novia en el exacto momento en que me estaba pateando. Se llevó el cielo y el arcoíris, a mí me dejó los nubarrones, las desmejoras y la inestabilidad, por eso elijo sus últimas palabras para anunciar el fin de la saga de días despejados con temperaturas bastante ambiciosas por la tarde para dar paso a un escenario de viento frío y máximas replegadas a valores invernales. El extendido tendrá sus centros atencionales en el día de hoy, donde muchos alcanzarán el éxtasis térmico con los 25°C vespertinos y en la otra punta, cuando el domingo describa un escenario completamente diferente, en medio del viento frío y la posibilidad latente de precipitaciones. El mediodía parrillero corre serio riesgo, no solo por el precio de algunos cortes, sino por la probabilidad de algún goteo que obligue a meter la mesa a resguardo. Nada quedará del sol y el calor de esta tarde.

El fin del invierno

El pasaje entre la primavera meteorológica y su versión astronómica suele ser una zona gris donde ese invierno aún vigente hasta el equinoccio suele probarse la ropa de la primavera, ofreciendo días como el de hoy, donde el termómetro trepa hasta 25°C, lo que explica por qué en meteorología el cambio de estación se da a partir del primer día de septiembre.

Estamos bien los 33

Hoy Tucumán, Santiago de Estero y varias ciudades del norte del país estarán alcanzando los 33°C. Como el ingreso de aire frío queda bloqueado en el centro del país el mercurio seguirá subiendo y llegará a los 36°C para mañana.

Jueves: calibrando la primavera

Comienza una jornada de muy buenas condiciones meteorológicas en todo el estuario. El jueves se estrena repitiendo la fórmula de los últimos días: alta presión, cielo despejado, mañana fresca y tarde templada. Se estima otro día de viento norte donde el aire que arrima caliente y la alta insolación empujarán el termómetro hasta los 25°C. Seguimos en esta hilera de días donde la temperatura matinal no despega y los valores vespertinos hacen las delicias de los friolentos, ideal para olvidarse el abrigo en el trabajo. Será el pico más alto de temperatura de toda la semana y un aviso de que la configuración atmosférica ha cambiado, ya no le cuesta nada al termómetro reponerse de un frente frío y superar en un par de días los 20°C.

Viernes: la veleta dice basta

Para mañana se espera una rotación de viento que cambie la suerte meteorológica porteña e inaugure cuatro días con circulación de aire fresco. El termómetro todavía no se resiente, llega a 23°C en la última tarde de pleno sol. La noche no corre riesgo, hay viento leve del sur que todavía no obliga a abrigarse. Será el último día a pleno sol, la oferta de cielo despejado llega a su fin.

Sábado: llegan las nubes y el viento frío

El fin de semana se pincha con la intensificación del viento sudeste lo que se traducirá en un desplome de la temperatura y la llegada de nubosidad baja. No se asuste, a pesar de que nos sobrevuelen algunos cúmulos muy cargados no hay estimación de lluvias. Podríamos estar ante un día opaco, con 18°C de plusmarca que si bien no son frescos significan siete escalones menos con respecto a hoy, jueves. El viento frío será lo más importante del día y podría condicionar la actividad al aire libre, aún así el sábado es el mejor día del fin de semana para salir un rato.

Domingo: ecos del invierno

A la circulación de aire frío se le suma una devaluación del barómetro y el domingo tiene todas las fichas para mostrar alguna lluvia débil desde el mediodía. Todavía los modelos no unifican criterios pero podríamos estar receptivos a juntar algunos pocos milímetros en el pluviómetro. No cancelen nada porque nos separa una distancia prudencial como para que todo quede en eventos muy aislados y localizados, de manera preventiva vamos a posicionarnos en un escenario levemente pesimista y de bajas expectativas. Podemos hacerlo extensivo a nuestras vidas y ahorrarnos decepciones. Las rachas de viento frío se fortalecen, el sol queda tapado casi todo el día y el mercurio no podría trepar más arriba de los 16°C. Hasta el momento los análisis cuentan que los nubarrones y el viento frío descartan la chance de un almuerzo al aire libre a pesar que las lluvias decidan gambetear la ciudad.

Eso es todo amigos, todo muy calmo más allá del ida y vuelta del termómetro. Nos vemos en el próximo reporte.

@Jopoangeli

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?