Cómo son las salidas transitorias de Ben Affleck de rehabilitación

El actor abandona ocasionalmente la clínica donde trata su adicción al alcohol para entrenar en su casa
El actor abandona ocasionalmente la clínica donde trata su adicción al alcohol para entrenar en su casa Fuente: LA NACION - Crédito: GROSBY GROUP
(0)
5 de septiembre de 2018  • 18:52

Hace dos semanas, Ben Affleck ingresaba a una clínica de rehabilitación por tercera vez luego de tocar fondo producto de su adicción al alcohol. Sin embargo, desde entonces, los paparazzis lo han fotografiado en diversas ocasiones saliendo del centro de Malibú para ir a su casa. ¿El motivo? Al actor y director le gusta entrenar en la comodidad de su hogar y, como parte de su tratamiento, le permitieron esas salidas transitorias. De todas formas, le fue impuesta la condición de viajar siempre junto a un acompañante terapéutico.

"Ben entrena en su casa, va al gimnasio que tiene allí para hacer su rutina con sus entrenadores personales", le informó una fuente a la revista People. "Desde la semana pasada que diariamente es llevado de la clínica a su casa por unas horas, pero nunca está solo", agregó el portal.

Así llevaba Jennifer Garner a Ben Affleck a rehabilitación
Así llevaba Jennifer Garner a Ben Affleck a rehabilitación Fuente: LA NACION - Crédito: GROSBY GROUP

El 23 de agosto, Affleck ingresó a la clínica acompañado por su exmujer, Jennifer Garner, quien estaba sumamente preocupada por la reciente recaída del actor. "Sabía que necesitaba ayuda y fue muy elocuente al respecto", comunicó People. Un día antes, al actor se lo había visto con la modelo de Playboy de 22 años Shauna Sexton, tras una sorpresiva separación de la productora de Saturday Night Live!, Lindsay Shookus. De todos modos, más allá de su vida sentimental, las fotos que comenzaron a circular de Ben lo mostraban desencajado y desbordado, lo cual despertó las alarmas de su exesposa .

De hecho, los actores tardaron años en oficializar su divorcio porque Garner quería verlo a Affleck en condiciones aptas para el cuidado de sus hijos, Violet (12), Seraphina (9) y Samuel (6). "En lo único en lo que ella es inflexible es en la sobriedad de Ben. Por eso no quiere firmar los papeles hasta no estar segura de que los chicos estén en buenas manos. El divorcio ha sido un largo proceso por ese motivo", le explicó un allegado a la actriz a US Weekly.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios