"Tayzon" dejó el colegio porque le hacían bullying por su obesidad y ahora debuta como boxeador

Ahora David tiene amigos y está mejor físicamente
Ahora David tiene amigos y está mejor físicamente
Gabriela Origlia
(0)
6 de septiembre de 2018  • 11:17

CORDOBA. Hace dos años, cuando tenía 13, sus 112 kilos lo convirtieron en el centro de las agresiones en su colegio, a tal punto que David Carmona decidió dejar de cursar. "Siempre el bullying, en el colegio y en la sociedad. Había agresión verbal y física porque yo me enojaba y peleaba", cuenta el adolescente a LA NACION. Hoy tiene 30 kilos menos y debuta como boxeador. "El box me cambió la vida".

David vive en barrio Empalme de Córdoba , en una familia humilde y trabajadora. No sólo regresó el año pasado al colegio, donde ahora cursa tercer año, sino que ayuda a su papá en "changas" como albañil y los fines de semana se hace unos pesos extras lavando autos. Además, entrena dos horas por día tres veces a la semana y hace ciclismo los sábados y domingo.

El papá de un amigo, policía y vecino del centro vecinal donde hay clases de boxeo, fue quien impulsó a David a que probara si le gustaba esa actividad que podría ayudarlo a bajar de peso. El "profe" Claudio Torres terminó de convencerlo; mañana viernes hará su debut como amateur y después participará en un campeonato.

David es "Tayzon" -así dice su remera- un homenaje "acordobesado" a Mike Tyson quien fue dos veces campeón mundial de los pesos pesados y es el boxeador más joven de la historia en conseguir ese título. "Pelea con el estilo de Tyson", apunta el profesor.

David, junto a su instructor
David, junto a su instructor

Con 86 kilos pelea en la categoría Crucero (peso pesado) pero el objetivo de David es llegar a los 75 kilos que su médico le marcó como "lo mejor". La pasó muy mal en el colegio; asegura que no "acusaba" a los profesores lo que le pasaba porque era "peor; me decían que yo empezaba, así que prefería defenderme solo. Pero me cansé".

"Estaba obeso, era una 'garrafita' y empecé a hablar con mi familia para bajar de peso -relata-. Me puse las pilas y el año pasado volví a estudiar, a otro colegio, el Malvinas Argentinas. Me va bien, tengo buenas notas. Ahora tengo buen estado físico y también más seguridad. Es otra vida".

Su profesor, Torres, menciona que el papá, Esteban, y la mamá, Antonia, acompañan a David al gimnasio. "Todos querían bajar de peso y lo están logrando, así que vamos bien". Ponen mucho esfuerzo y voluntad.

A David el boxeo le gustaba por un primo, Patricio, que peleaba. "Siempre lo iba a ver, pero él dejó y ahora peleo yo. Mi hermano, Daniel, también practica". No descarta que pueda seguir en el deporte, pero subraya que "lo primero" es terminar la escuela. Le faltan cuatro años porque su secundario tiene orientación técnica.

"Acomodé los tiempos para hacer todo. Antes 'boludeaba' en la esquina, tomaba gaseosa no alcohol porque no me gusta, pero gaseosa sí porque otros tomaban. Ahora me cuido, entreno; tengo que dar en la balanza".

En el barrio se cruza con sus ex compañeros de colegio, los que le "amargaban" la vida. "Carmona cambiaste 'una banda', estás más flaco" le gritan ahora. David no se cansa de agradecer a su familia y al "profe" que lo empujan a "seguir para adelante".

David entrena duro para ganar su primera pelea
David entrena duro para ganar su primera pelea

FENOMENO MUNDIAL

Dos de cada 10 alumnos en el mundo son víctimas de acoso escolar. Se trata de 246 millones de niños y adolescentes que padecen bullying. Los datos surgen del último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), "Poner fin a la tortura: cómo abordar el acoso escolar, desde el patio del colegio al ciberespacio".

Según el estudio, 34% de los chicos de 11 a 13 años aseguró haber sido acosado en los 30 días anteriores a la consulta y el ocho por ciento de ellos admitió sufrirlo a diario. Un cuarto dice haber sufrido alguna forma de acoso debido a su apariencia física; otro 25%, por motivos de género u orientación sexual, y un 25% más, por su etnia o nacionalidad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?