Vidal analizó la coyuntura de los municipios frente a los problemas económicos

Acordaron reforzar los programas de asistencia; vinculan los intentos de saqueos con la delincuencia Crédito: Medios PBA
6 de septiembre de 2018  

La preocupación del Gobierno ante un eventual desborde de la situación social, provocado por el impacto de la suba del dólar en la inflación y el precio de los alimentos, tiene su epicentro en la provincia de Buenos Aires.

Por eso, la gobernadora María Eugenia Vidal analizó el tema ayer con intendentes radicales del interior bonaerense. Fuentes cercanas a la mandataria afirmaron que la reunión no fue convocada específicamente por esta razón, sino para abordar distintas cuestiones, entre ellas, el futuro de la obra pública en la provincia. Con todo, el monitoreo de la situación social ocupó gran parte de la agenda.

Acompañada por el vicegobernador, Daniel Salvador, y el jefe de Gabinete, Federico Salvai, Vidal recibió a jefes comunales, encabezados por el presidente del Foro de Intendentes Radicales, Miguel Gargaglione. Participaron, entre otros, Esteban Santoro (General Madariaga), Carlos Ronda (Mar Chiquita), José Rodríguez Ponte (General Lavalle) y Miguel Lunghi (Tandil).

Columna de Martín Rodríguez Yebra

06:06

En otro encuentro, Salvador, Salvai y legisladores bonaerenses oficialistas recibieron al foro de intendentes de Cambiemos que coordinan, por Pro, Néstor Grindetti (Lanús), Ramiro Tagliaferro (Morón) y Jorge Macri (Vicente López), y por la UCR, Miguel Gargaglione (San Cayetano), Franco Flexas (General Viamonte) y David Hirtz (Adolfo Alsina). "Ningún intendente nos comunicó un aumento de demanda social creciente, pero por un tema de prevención acordamos que se van a reforzar las medidas [de asistencia] de aquí a diciembre", dijo una fuente cercana a la gobernadora. Y agregó: "Estamos actualizando los programas sociales por inflación y ya venimos con otras medidas, como la quita de impuestos de las boletas de servicios públicos; exenciones al pago del ABL, créditos para las pymes y refuerzo de alimentos en los comedores".

Tanto esta fuente como un intendente que participó de las reuniones dijeron a LA NACION que, al menos en la provincia, no hay pruebas de que los intentos de saqueos que hubo en estos días sean fogoneados por el kirchnerismo, tal como dijo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich . "Son episodios de delincuentes que aprovechan la situación para intentar robar cualquier cosa menos comida", señalaron.

En las reuniones también se acordó analizar medidas para la clase media baja, que no suele estar alcanzada por los planes sociales.