Se crearían casi 4000 nuevos empleos con más exportaciones de harina de trigo

La industria panificadora tienen un potencial importante, según un informe de la Universidad Nacional de San Martín
La industria panificadora tienen un potencial importante, según un informe de la Universidad Nacional de San Martín
Gabriela Origlia
(0)
7 de septiembre de 2018  • 02:26

Si en 2019 la Argentina produjera y exportara un millón de toneladas de harina de trigo (350.000 toneladas más que ahora), el aporte al PIB sería de 0,03%, en tanto que el fisco recaudaría alrededor de $672 millones más, sin contar el mayor consumo que derivaría de la creación de empleo.

En rigor, el efecto multiplicador de los molinos en la economía es de 3,9; incluyendo el sector primario, serían unos 3890 nuevos empleos. Sólo para movilizar el trigo para la producción de las 350.000 toneladas extras de harina se harían 15.600 viajes en camión.

Los datos se desprenden de un trabajo de la Universidad Nacional de San Martín, de los economistas Adrián Gutiérrez Cabello y Agustina Ciancio, que también plantean que si las exportaciones de esa harina crecieran 100.000 toneladas (alrededor del 15%) aportarían al PBI un adicional del 0,062% por el impacto de la cadena en la actividad en general.

En el primer semestre del año, según datos oficiales, las operaciones del complejo triguero crecieron 5,6% interanual y sumaron US$1585 millones. El reporte señala que si se diera la evolución proyectada se crearían unos 6750 empleos adicionales (dos tercios vinculados al sector manufacturero).

En la última campaña se produjeron 18,7 millones de toneladas de trigo, 60% más que en la anterior. En 2017 la Argentina exportó 700.000 toneladas de harina trigo (fueron más de 900.000 consideradas solo en equivalente trigo). Fue el cuarto vendedor en el mundo detrás de Turquía, Kazajistán y Alemania.

El estudio analizó el valor de industrializar la materia prima. Apuntó que la industria panificadora tiene un efecto multiplicador de 2,9 (por cada empleo que genera se pueden dar 1,9 en el resto de actividades). Desde el punto de vista fiscal, con una presión del 17% del PBI, la mayor actividad generaría unos $1425 millones adicionales de recaudación.

Pastas

Los economistas enfatizaron que las exportaciones de pastas están muy por debajo de las posibilidades. El año pasado se produjeron 401.000 toneladas, el 86,1% correspondió a pastas secas y el resto a frescas. El consumo per cápita es de 9 kilos y viene creciendo al ritmo de las tasas vegetativas de evolución poblacional.

De la producción total, se exportó sólo el 4,1% (18.700 toneladas) y la variedad más vendida es la de pastas con huevo sin cocer y sin rellenar que, además, es la de menor valor promedio por tonelada. Las rellenas cocidas implicaron el 7,8% del total.

La producción de fideos -que registra una capacidad ociosa del 40%- tiene, dijeron los economistas, mucho potencial para mejorar sus exportaciones. No sólo no requieren de más inversiones, sino que cuentan con disponibilidad del insumo que es el trigo.

El mayor consumidor y exportador mundial de pastas es Italia, que no produce trigo. En 2017 vendió US$2800 millones al exterior versus los US$14 millones argentinos. Una diferencia clave es el precio promedio por tonelada de pasta vendida. Mientras el de la italiana superó los US$1000, la de la Argentina fue de US$581 (44% menos).

El 2011 fue el mejor año para el sector, cuando se exportó 49.000 toneladas frente a las 18.700 del año pasado, lo que implicó una baja de 62% con un crecimiento del comercio mundial de 11,5% en ese período.

Turquía, un competidor de la Argentina, mejoró sus ventas al mundo un 116% en esos años e Italia lo hizo en 8,8%.

En los primeros siete meses de este año, las exportaciones de pastas argentinas crecieron un 40% interanual y en julio la tonelada cotizó a US$766. Es decir, que 100.000 toneladas adicionales de pastas exportadas implicarían US$76,6 millones extras para el país. En términos de empleo, serían 5190 nuevos (o su equivalente en horas de trabajo).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.