Un avión rumbo a Mendoza debió aterrizar en Rosario por una descompensación del filósofo Santiago Kovadloff

El reconocido filósofo y ensayista se descompensó en pleno vuelo
El reconocido filósofo y ensayista se descompensó en pleno vuelo Crédito: Captura de pantalla
Sofía Diamante
Andrés Krom
(0)
6 de septiembre de 2018  • 12:01

Santiago Kovadloff se descompensó esta mañana en un vuelo entre Buenos Aires y Mendoza. La preocupación por el estado de salud del conocido filósofo y ensayista de 75 años obligó a realizar un aterrizaje de emergencia en Rosario, donde lo esperaba una ambulancia, aunque finalmente recibió el alta media hora después.

Kovadloff viajaba en el vuelo AR1536 de Aerolíneas Argentinas que salió a las 6.50 am de Aeroparque. Cuando sobrevolaba la provincia de Santa Fe, sufrió un bajón de presión a causa de una lipotimia. Gracias a los reflejos rápidos de las auxiliares de vuelo y la tripulación, sólo tomó 15 minutos cambiar el rumbo para socorrerlo en la terminal rosarina.

"Me bajó mucho la presión y me desmayé -le dijo Kovadloff a LA NACION-. De inmediato me atendió el médico de a bordo, que casualmente era el médico del Presidente [Mauricio Macri]", afirmó. Luego de la revisación, fue movido de su asiento en la fila 23 a otro en el fondo de la aeronave para garantizar su rápido descenso tras el aterrizaje.

Santiago Kovadloff: "La complejidad del problema argentino no puede ser resuelto ya"

5:27
Video

El autor de Locos de Dios, Las Huellas del rencor y El miedo a la política, entre otros libros, iba a participar a las 15 de un encuentro organizado por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) en Mendoza.

Visiblemente recuperado, Kovadloff se ajustó la corbata, le deseó un buen día a todos los presentes y bajó por sus propios medios de la aeronave para ser revisado por el personal médico. "Me controlaron nuevamente, me dijeron que estaba bien y me acompañaron hasta que la presión se normalizara", agregó.

Mientras le realizaban estos chequeos, el avión despegó con rumbo a Mendoza, así que el filósofo decidió suspender su conferencia y regresar a Buenos Aires.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.