Los excéntricos hábitos laborales de Elon Musk contados por sus propios empleados

Entre los empleados de Tesla el reconocido CEO tiene reputación de "superhombre" porque casi nunca duerme por las largas jornadas de trabajo
Entre los empleados de Tesla el reconocido CEO tiene reputación de "superhombre" porque casi nunca duerme por las largas jornadas de trabajo Fuente: Reuters - Crédito: Joe Skipper
(0)
6 de septiembre de 2018  • 16:14

Ya sea por sus empresas dentro de la industria aeroespacial y del transporte (Tesla, SpaceX y SolarCity), sus extravagantes proyectos, o su vida de multimillonario, Elon Musk despierta gran interés en la opinión pública. Pero ¿cómo trabaja el CEO de Tesla Motors?

Según un informe especial del sitio Business Insider formulado a partir de la consulta a 42 empleados de Tesla, sobre cómo es trabajar en la controvertida y ambiciosa empresa automotriz, Musk es una especie de "superhombre" que casi no duerme. Si bien algunos opinaron que su ejemplo es inspirador, otros indicaron que puede ser un tanto desorganizado en su gestión.

El común denominador: Musk suele dormir en la misma empresa. Concretamente, en alguna parte del suelo, bajo una mesa o en la sala de conferencias. Son muchos los empleados que lo han encontrado en esta situación, aunque aclararon que nunca lo hace por mucho tiempo.

"Si alguien está encogido bajo una mesa, seguro que es Elon", afirmó Miguel Carrera, uno de los jefes de tecnología de fabricación. Asimismo, Jimmy Guajardo, un productor asociado de las instalaciones de Tesla en Fremont, dijo que en la principal fábrica es frecuente encontrarlo cerca del guardia de seguridad, dormido con una almohada y una manta.

"No tiene miedo de ensuciarse, o trabajar en la línea de producción", dijo Dexter Siga, director de calidad en Fremont. Y agregó: "Duerme aquí. De verdad. Este hombre está dedicado a su arte y a esta compañía. Yo estuve hablando con uno de los empleados. Duermen literalmente en el suelo. Están debajo de las mesas, en la alfombra. No tienen colchones inflables. ¿Por qué no querrías trabajar para alguien así?".

En ese sentido, el director de Calidad explicó que la práctica del CEO muestra a sus empleados que "se preocupa mucho". Sin embargo, no todos los consultados por Business Insider consideran positivo los hábitos de sueño de Musk, ya que lo ven como una señal de debilidad, de mala gestión.

Un vicepresidente que trabajó con él y lo admira por ser un visionario criticó su gestión y dijo: "Por culpa de sus técnicas de organización, toda la gestión estructural de Tesla es tediosa y terrible. De repente, algo se sale de control y se convierte en un problema enorme, entonces Elon despide a algún ingeniero que ha tomado alguna decisión irrelevante".

Romper con la "cadena de mando"

En cuanto a su gestión, Tesla ha roto con varios convencionalismos clásicos de la industria automovilística, como lo es la "cadena de mando". Musk invita a cualquier empleado de Tesla a mandarle un email con sus preocupaciones.

Además cuando el CEO recibe un email que le preocupa, es conocido por reenviárselo a los supervisores con una respuesta de tres letras: WTF (las siglas del conocido insulto). Sin embargo, su política de "bandeja de entrada abierta" genera, por un lado, que muchos empleados no tengan muy en claro a quién acudir ante determinadas situaciones, y por el otro, que los receptores del mensaje de Musk entren rápidamente en pánico y frenen con todo lo que estén haciendo para investigar el problema.

"Esto causa grandes revueltas", explicó un exejecutivo de Tesla. "Darle a la gente la licencia de escribir a Elon creó un puñado de problemas con el trabajo diario. Hay una razón por la que la cadena de mando existe".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.