Miramar: encontraron huellas de un tigre dientes de sable de 30 mil años de antigüedad

El equipo de investigadores está compuesto por profesionales de la Fundación Azara, la Universidad Maimónides, el Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar, el Museo Argentino de Ciencias Naturales y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET)
El equipo de investigadores está compuesto por profesionales de la Fundación Azara, la Universidad Maimónides, el Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar, el Museo Argentino de Ciencias Naturales y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) Crédito: CONICET
(0)
6 de septiembre de 2018  • 13:47

Un equipo de investigadores descubrió pisadas fósiles de Smilodon, o tigre dientes de sable, en la localidad balnearia de Miramar. Las huellas tienen una antigüedad de unos 30 mil años.

El descubrimiento del equipo, compuesto por profesionales de la Fundación Azara, la Universidad Maimónides, el Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar, el Museo Argentino de Ciencias Naturales y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), fue publicado en la revista especializada Ichnos.

Crédito: CONICET

"El hallazgo de huellas fósiles es muy raro y un hecho inusual en cualquier investigación paleontológica. De hecho, esta es la primera vez en la que se encuentran fósiles de pisadas del tigre dientes de sable", dijo el Dr. Federico Agnolín, uno de los paleontólogos que participó del descubrimiento, a la agencia de divulgación científica del CONICET.

Según Agnolín, las huellas muestran que el Smilodon fue un animal adaptado a caminar las largas distancias de las planicies pampeanas. "Además, nos muestran que las extremidades anteriores del Smilodon eran muy anchas y robustas, mucho mayores que las traseras. Esto ocurre en animales que no son buenos corredores y que, en cambio, atacan a sus presas mediante la emboscada", dijo el paleontólogo.

Dibujo de un Smilodon
Dibujo de un Smilodon Crédito: CONICET

Las huellas fueron dejadas por el Smilodon mientras caminaba por la orilla de una pequeña laguna en lo que hoy es Miramar.

El Smilodon fue un felino de gran tamaño. Sus caninos como sables sobresalían hasta 25 centímetros de la boca. "Con estas armas atravesaba el cuero grueso y las duras corazas de los grandes mamíferos que constituyeron sus presas. El Smilodon esperaría oculto el paso de algún gran mamífero. Ante la menor distracción, el tigre dientes de sable se abalanzaría sobre su presa y la tumbaría para luego aferrarla con sus extremidades anteriores y rematarla clavando sus filosos caninos como cuchillos", explicó Agnolín.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.