srcset

3 vecinos nos muestran sus deptos en una antigua fábrica de chocolate en Coghlan

Viviana Alvarez
Arq. Eugenia Cides
(0)
6 de septiembre de 2018  

En una manzana y media en Coghlan, donde funcionó la fábrica de chocolates Nestlé, el estudio Minond creó Tronador, un complejo que enamoró a estos tres vecinos pioneros con sus amenities, accesos rápidos y una muy fluida vida social.

La antigua fábrica de chocolates es hoy el complejo Tronador.
La antigua fábrica de chocolates es hoy el complejo Tronador. Crédito: Daniel Karp

Valeria

A la izq., la dueña de casa. En viajes o navegando la web, le fascina rastrear objetos simples de marcas famosas o descubrir otras no conocidas.
A la izq., la dueña de casa. En viajes o navegando la web, le fascina rastrear objetos simples de marcas famosas o descubrir otras no conocidas. Crédito: Daniel Karp

Es publicista y trabaja en una productora. Amante de la arquitectura, Valeria seguía de cerca el trabajo del estudio Minond. Cuando supo que estaba en marcha el proyecto Tronador se acercaron con Maxi a ver la obra y quedaron encantados con la propuesta de un complejo con excelente ubicación, espacios amplios y generosas áreas verdes. Felices, tuvieron su primer departamento de dos ambientes. Sin embargo, después de un tiempo, se mudaron a Madrid, la ciudad donde ellos se habían conocido mientras trabajaban en agencias de publicidad.

Meses más tarde, Valeria quedó embarazada y nació Amanda. Entonces planificaron la vuelta a Buenos Aires. Lo que tenían claro era que no querían mudarse del complejo, donde tenían amigos y buenos vecinos. Y sienten que tuvieron mucha suerte al encontrar el departamento de tres ambientes en el que hoy viven. Cuando entraron por primera vez no estaba en las mejores condiciones, pero reconocieron el enorme potencial de las vistas, la expansión y la doble altura. Después de algunas reformas, disfrutan al máximo este hogar desbordante de luz a toda hora y decorado con serena sencillez.

Las paredes son blancas y el piso de microcemento alisado. Las columnas marcan el límite entre este sector y el comedor.
Las paredes son blancas y el piso de microcemento alisado. Las columnas marcan el límite entre este sector y el comedor. Crédito: Daniel Karp

Siempre atenta a las tendencias de decoración, Valeria planificó su casa con un estilo despojado, colores claros, madera y un sabio criterio: pocos objetos bien elegidos para que se luzca la privilegiada doble altura.

El living se organizó con un sillón de tres cuerpos (Maisons du Monde), dos sillones individuales que fueron y volvieron de España con ellos (Good Wood), almohadones (Mi Gugma), un tapete de fibras naturales (Puerto de Frutos) y lámparas colgantes (Maisons du Monde).

El cuadro con la "A" de Amanda (Crayón) marca que este es su rincón.
El cuadro con la "A" de Amanda (Crayón) marca que este es su rincón. Crédito: Daniel Karp

Como pasamos la mayor parte del tiempo acá, decidimos que fuera un espacio kid friendly y definimos un sector exclusivo para que Amanda pudiera jugar a sus anchas
Valeria

A Valeria le gustan los objetos de materiales nobles y esa filosofía se refleja también en los juguetes de Amanda: cocinita de madera (Ikea), mesa y sillas (Burrushos).

La vista es una de las cosas que más les gusta del departamento. Desde adentro o desde el balcón corrido.
La vista es una de las cosas que más les gusta del departamento. Desde adentro o desde el balcón corrido. Crédito: Daniel Karp

"Me tienta mucho la idea de tirar abajo la pared que divide el comedor de la cocina para hacer un ambiente más integrado. Es un proyecto a futuro".

Fantásticos los ventanales, pero hay que regular tanta luz. Apenas se mudaron, instalaron cortinas roller que compraron en Decormundo. En el sector se dispuso una mesa 'Vintage' y sillas 'Vuelo' (todo de BLVD), combinadas con otras Eames que trajeron de España. En el fondo, un espejo existente que decidieron dejar, un vajillero laqueado -único mueble de guardado-, lámpara de pie (Ikea) y cubremaceta tipo canasto con Ficus pandurata.

En la cocina, juego de mesa redonda y sillas plegables (Habitat).
En la cocina, juego de mesa redonda y sillas plegables (Habitat). Crédito: Daniel Karp

El amoblamiento de cocina original era enchapado. Valeria y Maxi decidieron laquearlo en blanco y revestir la mesada con microcemento alisado, algo que no les dio el resultado que esperaban. De todos modos, hay cambio de muebles a la vista, junto con la apertura de la cocina.

Sin estridencias, pero con muchos atractivos, el cuarto de Amanda es un ambiente estimulante, con juegos que despiertan la curiosidad. El canasto con forma de elefante es de O Decoración.
Sin estridencias, pero con muchos atractivos, el cuarto de Amanda es un ambiente estimulante, con juegos que despiertan la curiosidad. El canasto con forma de elefante es de O Decoración. Crédito: Daniel Karp

Contra la pared, cuna (Stokke) que se va agrandando junto con Amanda.
Contra la pared, cuna (Stokke) que se va agrandando junto con Amanda. Crédito: Daniel Karp

Bajo el estante (Ikea), un mapa que sirve como disparador de cuentos antes de dormir. El pelotero blando lo trajo Maxi de un viaje. Se Sumaron al ambiente una cajonera, banquitos y una biblioteca (todo de Ikea) con libros nuevos y el preferido de Valeria cuando era chica.

Quise para toda la casa una decoración orgánica, despojada, donde cada elemento tuviera un sentido, una historia
Valeria

En la suite, sobre el banco-escalera que funciona como mesa de luz, lámpara de pie flexible; a su lado, respaldo tapizado (Ikea).
En la suite, sobre el banco-escalera que funciona como mesa de luz, lámpara de pie flexible; a su lado, respaldo tapizado (Ikea). Crédito: Daniel Karp

Entre las reformas que hicieron cuando se mudaron, se destacan los pisos de microcemento alisado. Usaron ese mismo material para cubrir las venecitas en las paredes del baño.
Entre las reformas que hicieron cuando se mudaron, se destacan los pisos de microcemento alisado. Usaron ese mismo material para cubrir las venecitas en las paredes del baño. Crédito: Daniel Karp

Darío y Cecilia

A la izq., los dueños de casa en un chaise longue de madera. Sobre el espacio del comedor, se ubica el escritorio, que balconea hacia el living.
A la izq., los dueños de casa en un chaise longue de madera. Sobre el espacio del comedor, se ubica el escritorio, que balconea hacia el living. Crédito: Daniel Karp

Darío fue uno de los primeros vecinos del complejo. Vivía en otro barrio, pero estuvo involucrado en el proyecto Tronador desde sus inicios y tuvo la posibilidad de disponer de una generosa superficie para planificar su departamento. Apasionado y experto en tecnología, es director de Haustech, empresa de domótica, es decir, dedicada a la automatización de viviendas.

Cuando vino a vivir aquí era soltero, pero sin embargo ideó su departamento pensando en una futura vida familiar. Tiempo después conoció a Cecilia y hoy tienen mellizos de dos años, Abril y Joaquín: el futuro llegó. Juntos comparten una smart house donde iluminación, climatización, seguridad, comunicaciones y hasta la música están automatizadas y las manejan a través de sus dispositivos móviles.

Un deck define la recepción, que se diferencia del piso de microcemento alisado, y tiene un perchero de hierro italiano (Magis).
Un deck define la recepción, que se diferencia del piso de microcemento alisado, y tiene un perchero de hierro italiano (Magis). Crédito: Daniel Karp

Cuando Darío entra en casa, se enciende una serie de luces, comienza a sonar uno de sus temas preferidos, se activa la calefacción y las cortinas bajan a media altura. Todo ese recibimiento se determina a través de lo que se llaman "escenas". Estas experiencias diarias le sirven para el desarrollo de su empresa.

Toda la casa tiene una iluminación escenográfica, con luz indirecta y tiras de led en las gargantas. Una de las ventajas de la automatización es que se pueden programar diferentes efectos
Darío

Sobre el sillón, un mantón de lana de oveja (Elementos Argentinos) para ver una maratón de cine y series. Por supuesto, también está automatizado: con solo tocar un ícono de la pantalla del teléfono o la tablet, las cortinas se cierran, la pantalla se enciende y se puede elegir el canal, un disco blue ray o una película, sin necesidad de cambiar de controles remotos.

Con cortinados negros, en la primera sección del entrepiso funciona el microcine, que también es el espacio que usa María Cecilia para dar clases de yoga.
Con cortinados negros, en la primera sección del entrepiso funciona el microcine, que también es el espacio que usa María Cecilia para dar clases de yoga. Crédito: Daniel Karp

Las columnas forman dos pórticos que marcan los espacios que se van sucediendo: comedor con mesa y sillas (Tecno), living en el centro y un corralito hecho a medida. La escalera volada con barandas de acero y protección de vidrio lleva al primer piso, donde se encuentran la suite principal y la de los chicos.

El living, que mira al jardín, se organizó con dos sillones enfrentados, hechos a medida. En el medio, una robusta mesa de madera sobre alfombra tejida en telar (Elementos Argentinos)

Como parte del sistema de automatización, el vidrio que divide el comedor del living se puede esmerilar para darle más privacidad.
Como parte del sistema de automatización, el vidrio que divide el comedor del living se puede esmerilar para darle más privacidad. Crédito: Daniel Karp

Desde la entrada, llama la atención un inmenso tronco hueco de palo borracho que contiene una enorme raíz de teca.

"El living es el lugar en el que más tiempo estamos. Es muy amplio, con una doble altura que nos encanta. Incluso la cocina mira hacia el living con la idea de poder estar preparando algo y charlando".

"Siempre fantaseamos con la idea de tener mellizos y, por suerte, se nos dio. Joaquín y Abril tienen personalidades muy distintas. Comenzamos a adaptar el departamento antes de que nacieran".
"Siempre fantaseamos con la idea de tener mellizos y, por suerte, se nos dio. Joaquín y Abril tienen personalidades muy distintas. Comenzamos a adaptar el departamento antes de que nacieran". Crédito: Daniel Karp

De un lado de la barra, banquetas italianas (Magis). Del otro, separado por el frente de Corian, se encuentra la cocina.
De un lado de la barra, banquetas italianas (Magis). Del otro, separado por el frente de Corian, se encuentra la cocina. Crédito: Daniel Karp

Los imponentes ventanales son el alma del departamento de decoración neta y despojada.

Encastrada a la barra, sigue la mesa del comedor diario, que tiene un mueble de guardado con frente de melamina que contiene la tele (Arquimadera).

La suite principal tiene un estilo sencillo. Sobre la cama, mantón de telar de lana de llama (Elementos Argentinos).
La suite principal tiene un estilo sencillo. Sobre la cama, mantón de telar de lana de llama (Elementos Argentinos). Crédito: Daniel Karp

"Del complejo, me atrajo la idea del sistema de condominio con espacios comunes, un pulmón verde lindísimo, amenities y buena ubicación, cerca de Acceso Norte entre Saavedra y Belgrano".

El cuarto de Abril y Joaquín se organizó con dos cunas, que pronto serán reemplazadas por camas.
El cuarto de Abril y Joaquín se organizó con dos cunas, que pronto serán reemplazadas por camas. Crédito: Daniel Karp

En lugar de hacer un placard tradicional, optaron por un mueble abierto con columna de aluminio y estantes de melamina (Arquimadera). En el centro, un cambiador y sobre la pared, un radiador.
En lugar de hacer un placard tradicional, optaron por un mueble abierto con columna de aluminio y estantes de melamina (Arquimadera). En el centro, un cambiador y sobre la pared, un radiador. Crédito: Daniel Karp

"Acá podemos controlar las luces para que sean suaves y ver a los chicos sin que se despierten. También hay cámaras para monitorearlos desde las pantallas táctiles que hay en todos los ambientes, como si fueran un baby call".

Pablo y Daniela

Además de compartir la vida, los dueños de casa trabajan juntos y en su cálido hogar reina la buena madera. Eso sí, en constante movimiento, porque Pablo tiene un berretín: todos los años cambia la decoración por completo.
Además de compartir la vida, los dueños de casa trabajan juntos y en su cálido hogar reina la buena madera. Eso sí, en constante movimiento, porque Pablo tiene un berretín: todos los años cambia la decoración por completo. Crédito: Daniel Karp

Él es arquitecto, fundador y director de BLVD, la firma de muebles con acento escandinavo y factura totalmente artesanal que fundó hace once años. Conoció el proyecto de Minond en 2004 y se mudó en 2007, convirtiéndose en uno de los primeros habitantes del complejo. Dos años después conoció a Daniela. Se enamoraron. "Dejo el cepillo de dientes", le dijo ella un día para sellar el comienzo de la convivencia. En 2012, se casaron y decidieron quedarse en Tronador. ¿Por qué? Al igual que sus vecinos, se sienten cómodos con la vida social que se desarrolla en los espacios comunes y les encanta la ubicación, cerca de todo y en un barrio tranquilo y tradicional como Coghlan.

La particular columna le da carácter al ambiente y se destaca aun más por el contraste con el blanco del techo.
La particular columna le da carácter al ambiente y se destaca aun más por el contraste con el blanco del techo. Crédito: Daniel Karp

Al entrar, se siente el efecto benéfico de la madera, acá utilizada con la mano maestra de Pablo, que conoce muy bien su versatilidad. Se trata de una departamento de dos ambientes con sectores integrados y, a la vez, muy bien definidos. El divisor blanco con repisas y puertas, diseño de Pablo, antes estaba en hall de entrada. Ahora, le encontraron un mejor lugar atrás del comedor, donde separa las áreas sociales de las privadas. Por su parte, el sillón 'Square' color visón con base de paraíso (BLVD) marca el límite del living con la cocina, hacia atrás, y con el comedor, en uno de los costados.

El mueble de paraíso con repisas y cajones 'Esquema Moja' que Pablo hizo a medida para su casa tuvo tanto éxito entre los visitantes que hizo una versión adaptada y la sumó al catálogo de su marca.
El mueble de paraíso con repisas y cajones 'Esquema Moja' que Pablo hizo a medida para su casa tuvo tanto éxito entre los visitantes que hizo una versión adaptada y la sumó al catálogo de su marca. Crédito: Daniel Karp

Frente al sillón, mesa baja de paraíso e incienso 'Stato' (BLVD) con elefante (Grecca) y sobre una alfombra artesanal (Mihran). En la recepción, consola 'Stato' de paraíso (BLVD) y dos espejos rectangulares. Al lado de la biblioteca, lámpara de pie con brazo articulado (Beltrame) y oveja (Wallmart).

La mayor parte del mobiliario y objetos de decoración fueron diseñados por Pablo y, además de ser bellos, transmiten claramente el orgullo y la pasión por lo que hace.

En el comedor, sillas Bertoia negras alrededor de la mesa 'Vintage', la primera que hizo Pablo para BLVD.
En el comedor, sillas Bertoia negras alrededor de la mesa 'Vintage', la primera que hizo Pablo para BLVD. Crédito: Daniel Karp

La cocina integrada tiene un esquema lineal: heladera, mesada y cocina, lavarropas y canasto de madera con división para la ropa. A diferencia de sus vecinos, decidieron mantener los muebles originales: bajomesada enchapado y alacenas con frente de vidrio esmerilado. El aparador 'Vintage', que tiene la misma altura que el respaldo del sillón, guarda vajilla, objetos de uso diario y mantelería.

En el dormitorio, mesas de luz 'Trípode', respaldo hecho a medida y cómoda de doce cajones de paraíso con lustre natural (todo de BLVD).
En el dormitorio, mesas de luz 'Trípode', respaldo hecho a medida y cómoda de doce cajones de paraíso con lustre natural (todo de BLVD). Crédito: Daniel Karp

En la pared detrás de la cama, una obra 3D firmada por Pablo. Debajo del mueble hay cajones que funcionan como zapateros.

3 Vecinos

0:57
Video

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios