Del Potro: "Con Nadal, a esta altura, es un partido en el que puede pasar cualquier cosa"

US Open Grand Slam
  • 6 3
  • 2
  • 0
  • -
  • -
Rafael Nadal ESP
  • 7 7
  • 6
  • 0
  • -
  • -
J. M. Del Potro ARG
José Luis Domínguez
(0)
6 de septiembre de 2018  • 23:59

NUEVA YORK.- De a poco, el Players Lounge del estadio Arthur Ashe empieza a verse más espacioso, al igual que el jardín de recreo de los jugadores. Hace poco más de una semana, ambos lugares estaban repletos de tenistas, entrenadores, dirigentes, empresarios y allegados. Ahora, en los pasillos laberínticos del complejo Billie Jean King solo circulan los que van a protagonizar las etapas decisivas del US Open . Entre ellos, Juan Martín del Potro y Rafael Nadal , a cargo de una de las semifinales, esta tarde, desde las 17 de la Argentina; la otra la sostendrán Novak Djokovic y Kei Nishikori , a continuación. Salvo el japonés, los otros tres ya conocen el dulce sabor de alzar la copa de campeón en la Gran Manzana.

El cruce entre Del Potro y Nadal es otro capítulo de una rivalidad que creció en los grandes torneos. Se conocen desde el tiempo en el que solían coincidir en torneos del circuito junior. Los años y el tenis profesional los convirtieron en rivales. Con más victorias para el español, es cierto, dominador por 11-5 en el historial, más un triunfo extra por no presentación. Pero el tandilense también se adjudicó algunos encuentros valiosos. El último de ellos, en la semifinal de los Juegos Olímpicos de Río 2016. El zurdo de Manacor respondió con tres victorias consecutivas en torneos de Grand Slam: la semifinal del US Open del año pasado, la semifinal de Roland Garros , y los cuartos de final de Wimbledon .

Este viernes, Del Potro intentará cortar esa serie desfavorable, este ciclo de derrotas contra el número 1 del mundo en una cita grande. "Perder contra él en un Grand Slam puede ser bueno y puede ser malo. Si hay jugadores que te tienen que ganar, es mejor que sean ellos, porque son los que terminan ganando y hacen historia, y uno no pierde con un rival de menor nivel", consideró el tandilense. Ayer, coincidieron por unos pocos minutos en el entrenamiento. El español practicó al mediodía por una hora en el court 1, y el tandilense ingresó a las 13 en la cancha 2, donde también ensayó golpes con su entrenador Sebastián Prieto por una hora, en una tarde sofocante, con los partidos suspendidos por el intenso calor.

El año pasado, Nadal asomaba en modo intratable en Nueva York; Del Potro, con un par de triunfos épicos encima (Dominic Thiem y Roger Federer ) intentó el gran impacto, pero después de ganar el primer set se vio apabullado por la intensidad del número 1. No le fue mucho mejor este año. "Recuerdo el partido de París -en Roland Garros-, en el que no pude hacer mucho después del primer set. El de Wimbledon fue parejo, las condiciones eran muy diferentes y el partido fue más peleado, tuve mis chances, pude ser más agresivo. El de acá será otro partido".

Del Potro, en un entrenamiento en US Open, con el Arthur Ashe de fondo
Del Potro, en un entrenamiento en US Open, con el Arthur Ashe de fondo Crédito: Prensa Del Potro

Sabe Del Potro que deberá lidiar con ese cúmulo de frustraciones que Nadal le arroja a su rival con cada pelota que devuelve. "Él siempre te corre una más, y te la trae, y termina ganándote partidos que por ahí uno cree que lo va a perder. También sabe cuál es mi punto débil. Lo imagino un partido súper difícil, pero si estoy en buenas condiciones tendré mis chances. Con Rafa debo jugar mucho mejor de lo que va en este torneo para ver si él me da alguna chance de ganar. Es un partido en el que, a esta altura, puede pasar cualquier cosa", explica.

Nadal llega a esta etapa con una carga importante de tiempo. Totaliza 15 horas y 54 minutos de juego, incluidas las 4h49m que le demandó superar a Dominic Thiem en los cuartos de final. Es cierto que eso le ha dado mucho ritmo y que el español está acostumbrado a los partidos de alta intensidad. Contra Thiem fue de menor a mayor; absorbió con aplomo la estocada de haber perdido por paliza el primer set (6-0, con apenas 7 puntos ganados) y trabajó con tesón un duelo en el que varias veces estuvo por debajo en la cuenta y en el desarrollo. "¿Voy líder del torneo?", preguntó Rafa. Hasta en eso es competitivo: se interesó en saber si también era el número 1 en el rubro de mayor cantidad de tiempo en la cancha.

La semifinal de Roland Garros 2018

Highlights Nadal vs Del Potro - Semifinal Roland-Garros 2018 - Fuente: Roland Garros

4:21
Video

Más allá del cansancio lógico, ganar esa clase de partidos adversos como lo hizo con Thiem aumenta la confianza, y en todo caso, habrá contado con tiempo suficiente para reponerse. Aunque así como jamás hay que darlo por vencido, Nadal tampoco da nunca algo por ganado hasta el saludo final. Carlos Moyá, el entrenador del mallorquín, consideró: "En el US Open del año pasado, Rafa le jugó todo al revés de Juan Martín en el primer set y vimos cómo fue: lo perdió. Sabemos que la derecha de Delpo es el tiro más definitivo del circuito, saques aparte, pero no hay que rehuir de ella. Nosotros tenemos nuestro plan y él también, pero eso no significa que lo puedas llevar adelante. Lo hemos estudiado, y sabemos cómo jugarle, así como él también sabe cómo jugarle a Rafa".

En Wimbledon 2018, por los cuartos de final

Highlights Nadal vs Del Potro cuartos de final - Wimbledon 2018 - Fuente: Wimbledon

3:16
Video

Nadal también habló sobre Del Potro: "Va a ser difícil. Juan Martín es un gran jugador en cualquier superficie, pero el desafío de jugar contra él en pista dura es aún mayor para mí que si fuera sobre polvo de ladrillo. Sé cómo juega él y también que tendré que llevar mi juego al máximo nivel para tener posibilidades, y estoy enfocado en lograr que eso suceda". Peligroso en cualquier terreno, no está de más recordar que a Nadal le sienta bien el cemento neoyorquino: fue tres veces campeón acá (2010, 2013 y 2017). Otro dato: el pronóstico anuncia una baja en la temperatura, por lo que no se espera el clima agobiante de los últimos días.

Mucho más descansado, Del Potro empleó 12 horas y 16 minutos para pisar las semifinales; solamente John Isner (en un partido de 3h31m) lo exigió más y le ganó el único set que cedió en este torneo. Es un buen número, sobre todo si se tiene en cuenta el condicionante del clima agobiante. Suma también las señales positivas con múltiples elementos. Ante Coric empleó otro patrón de juego, con menos potencia y más variantes, y funcionó a la perfección; Isner le demandó paciencia para aguantarse los aces y atención para capturar las pocas chances, y también cumplió. Nadal le subirá todos los listones, además de la barrera mental que implica doblegar a un rival contra el que se perdieron tres duelos muy importantes. Del Potro llega en gran forma física y tenística, suma ritmo y experiencia en esta clase de retos, jugará en su torneo preferido, y eso le permite estar a la altura de afrontar un choque de altísimo nivel, pero no lo convierte en favorito ante el número 1 del mundo. Para llegar a una final a lo grande, el último paso previo demandará una actuación colosal.

La otra semifinal: Djokovic vs. Nishikori, que busca el desquite

Además del choque estelar entre Del Potro y Nadal, las semifinales del US Open se completarán con el cruce entre Kei Nishikori y Novak Djokovic, a continuación. El serbio lidera ampliamente la estadística entre ambos (14-2), pero el japonés le ganó el único duelo previo aquí, justamente en las semifinales de 2014, antes de ceder el choque decisivo contra Marin Cilic. Esa victoria en cuatro sets también fue la última de Nishikori sobre Djokovic, que ganó los 13 partidos siguientes; el más reciente, en los cuartos de final de Wimbledon. Ausente el año pasado por lesión, Djokovic busca llegar por octava vez a la final del abierto estadounidense, aunque solo lo pudo conquistar en dos ocasiones (2011 y 2015). En caso de terminar mejor que Del Potro en este torneo, el serbio desplazará al argentino del tercer escalón del ranking; por el momento, se aseguró un avance del 6º al 4º lugar. Nishikori, en tanto, ya dejó atrás a Diego Schwartzman, que caerá al 14º puesto en la clasificación del lunes próximo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.