Qué dijo Jair Bolsonaro cuando atentaron contra Lula en marzo

El ataque a balazos sufrido por la caravana de campaña de Lula no fue condenado por Bolsonaro en aquel momento
El ataque a balazos sufrido por la caravana de campaña de Lula no fue condenado por Bolsonaro en aquel momento Fuente: Archivo
(0)
6 de septiembre de 2018  • 18:15

"Lula quiso convertir a Brasil en un gallinero y está recogiendo los huevos". Esa fue la frase que difundió Jair Bolsonaro, el candidato a presidente ultraderechista de Brasil apuñalado esta tarde en Minas Gerais, cuando ocurrió el ataque a tiros que sufriera la caravana de campaña de su rival político, el entonces candidato a presidente L uis Ignacio Lula Da Silva en el estado de Paraná a fines de marzo pasado.

En aquella oportunidad, a fines de marzo de este año, el ex presidente brasileño Lula realizaba una gira de campaña como candidato a presidente por el PT por la localidad de Quedas do Iguazú, en el estado de Paraná. En un contexto de crecientes manifestaciones de violencia, tres de los ómnibus que formaban parte de la caravana fueron atacados a tiros.

"Nuestra caravana está siendo perseguida por grupos fascistas. Ya lanzaron huevos, piedras. Hoy, hasta dispararon contra un autobús", informó entonces el mismo Lula, cuando todavía no se conocían que los tiros habían sido más de uno.

El análisis de Mônica Yanakiew, una corresponsal de Brasil, sobre el ataque a Bolsonaro

03:20
Video

Los adversarios del ex presidente brasileño, en el período 2003-2010, habían hostigado a la comitiva de Lula a lo largo del trayecto de diez días por los tres estados del sur brasileño - rgión hostil a Lula -, Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná. Las protestas fueron poco concurridas, pero no le dieron tregua.

Poco antes del incidente con los balazos, Jair Bolsonaro había felicitado a los activistas que organizaron actos contra Lula, a quien calificó de "bandido".

En ese contexto, donde medios y analistas brasileños comenzaban a mostrar preocupación por la escalada de violencia que se cernía sobre la campaña de los candidatos, diversos sectores de la derecha brasileña justificaron de una manera u otra lo que le había sucedido al ex presidente.

Entre ellos, el mismo Bolsonaro. Poco después de los ataques a la caravana de Lula, en la ciudad de Curitiba, capital del estado de Paraná -estado en que habían agredido al expresidente-, y ante unas 200 personas presentes en el aeropuerto, el actual candidato a presidente de la ultraderecha había dicho con respecto a los ataques: "Lula quiso convertir a Brasil en un gallinero, y ahora está recogiendo los huevos por donde pasa".

En el mismo sentido, y lejos de condenar los atentados contra el hoy detenido ex presidente, Bolsonaro había sentenciado respecto del electorado: "Ahora van a tener que ver a la derecha".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?