El día que Paul se subió a un auto y explotaron las redes sociales

En junio pasado el músico conmovió al público con su participación en Carpool Karaoke
En junio pasado el músico conmovió al público con su participación en Carpool Karaoke
(0)
7 de septiembre de 2018  

"Fue uno de esos momentos en los que, sin importar cuánto intente pellizcarme, no puedo creer que sea algo que hayamos logrado", dijo James Corden días después de estrenar en su programa Late Late Show el segmento grabado en Liverpool junto a McCartney ("la última vez que estuve por aquí, nadie me prestaba tanta atención", dijo el músico sobre volver a su ciudad natal).

El "Carpool Karaoke" transmitido en junio de este año (que solo en YouTube ha tenido más de 31 millones de vistas) fue un hito que seguramente se recordará una y otra vez cuando llegue el momento de los balances de 2018. Allí, McCartney no solo cantó junto al conductor y comediante varios de los clásicos de The Beatles ("Penny Lane", "Blackbird", "Drive My Car" y "Let It Be"), sino que se lo pudo ver entrando a la barbería que menciona la canción "Penny Lane", firmando la pared en Strawberry Fields o visitando la casa en la que vivió cuando los Fabulosos Cuatro recién empezaban y donde compuso las primeras canciones junto a su amigo John Lennon.

Hubo muchos momentos emotivos, varios delirios desopilantes y, por supuesto, anécdotas beatlescas aquí y allá. "Cuando mi padre escuchó la canción "She Loves You" (él era un muy buen pianista), me dijo: 'Hijo, es muy linda la canción, pero ¿no creés que ya hay demasiados americanismos acá? ¿No pueden decir She loves you, yes, yes, yes?'. No sé qué hubiese ocurrido de seguir su consejo", bromeó McCartney y le dejó servido el remate a un Corden que apenas pudo contener su emoción durante toda la grabación: "Claro, she loves you, yes, yes, yes she does. Ja, ja".

La sorpresa final del viaje fue en un viejo pub bien conocido por el músico, el Philharmonic, un bar con grandes vidrios de estilo, donde el público sabía que "una estrella internacional" se iba a presentar, pero no sabía quién subiría finalmente al escenario.

El resultado fue un exclusivo show del hijo pródigo de Liverpool de poco más de veinte minutos, que disfrutaron alrededor de 50 personas y en el que McCartney y su banda repasaron parte del repertorio beatle ("Love Me Do", "Back In The U.S.S.R.", "Birthday" y el emotivo cierre con el imbatible "Hey Jude") y estrenaron en vivo el tema "Come On To Me", incluido en el flamante Egypt Station, que estará disponible a partir de hoy.

Luego del suceso en el que se convirtió el video, Corden contó que él y su equipo comenzaron a comunicarse con McCartney cinco meses antes, casi a principios de año, sabiendo que McCartney estaba planeando lanzar un nuevo álbum. "Realmente todo se redujo a que Paul y yo nos pusiéramos a hablar por teléfono y yo le dijera cómo imaginaba que iba a ser, cómo podríamos hacer que se lo dijera a él y que Dios lo bendiga".

Según el exitoso comediante, McCartney le dijo que le parecía que era una buena idea y que le encantaría hacerlo. "Fue un día que nunca olvidaré en mi vida", confesó Corden.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.