Suscriptor digital

Lo que tenía que ser será para Cadabra, un grupo que consolida su identidad

Tras una gira nacional, el elenco que dirige la coreógrafa Anabella Tuliano estrena su nueva obra, mañana, en el Abasto
Tras una gira nacional, el elenco que dirige la coreógrafa Anabella Tuliano estrena su nueva obra, mañana, en el Abasto Fuente: Archivo - Crédito: Gza. Cadabra
Laura Chertkoff
(0)
7 de septiembre de 2018  

Vibrando en su propio ritmo, casi en cámara lenta, el Grupo Cadabra, la compañía de danza independiente que dirige Anabella Tuliano, se presenta en Buenos Aires luego de una gira nacional que los llevó por San Juan, Mendoza y Chaco.

Lo que tenía que ser es la quinta obra de la compañía y continúa con la línea estética que los acompaña desde sus inicios, en 2011. Tuliano suele explorar el movimiento fuera de eje, el desafío a las leyes de gravedad e inercia y la expresividad de sus intérpretes. "Estéticamente se suma un elemento, un cubo de luz que es una metáfora en sí misma: queremos desvencijar las sombras", señala la directora.

En la obra que estarán presentando durante este mes en El Cubo recuperan un recurso ya explorado en No te duermas vencido, trabajo que mostraron en el Centro Cultural Borges en 2016: la violinista Mariela Trinchero toca en vivo y sobre el escenario. Con ella interactúan los nueve bailarines, tres de ellos miembros fundadores de este grupo que nunca deja de entrenar e investigar nuevos lenguajes.

"Lo que tenía que ser se distingue de mis obras anteriores por esta consolidación del lenguaje que venimos hablando en el grupo. Y por una búsqueda personal en la manera de contar", define la coreógrafa. Además de dirigir su propia compañía, Tuliano ha realizado creaciones para el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín y algunas piezas cortas que los bailarines Nicolai Gorodiskii, Nadia Muzyca y Federico Fernandez estrenaron en galas internacionales de ballet.

Volviendo a la conformación de Cadabra, es claro que todos los intérpretes salieron de las clases de jazz contemporáneo de Tuliano, pero que además continúan su formación en otros estudios de ballet contemporáneo y clásico. "Pasamos todo el año juntos, tengamos función o no -cuenta- y creo que eso se refleja arriba del escenario. Hay una relación sensible entre compañeros". En ese clima de sensibilidad y empatía suceden las funciones. "La recepción de la obra en el interior fue conmovedora. Se detiene el tiempo, realmente. Y nos sentimos vibrando todos juntos en el final".

Lo que tenía que ser

  • Por el Grupo Cadabra, con dirección y coreografía de Anabella Tuliano.
  • En el Teatro El Cubo, Zelaya 3053. Sábados de septiembre, a las 19.30.
  • Entradas desde $300.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?