Stanley tendrá ahora el control de las obras sociales

Los gremios deberán gestionar los fondos con la ministra de Salud y Desarrollo Social
Los gremios deberán gestionar los fondos con la ministra de Salud y Desarrollo Social Fuente: Archivo - Crédito: Fabián Marelli /LANACION
Nicolás Balinotti
(0)
7 de septiembre de 2018  

Con la baja de rango de los ministerios de Salud y Trabajo, el control de las obras sociales sindicales, la millonaria caja que desvela a los gremialistas, quedará ahora bajo la órbita de Carolina Stanley , la ministra de Salud y Desarrollo Social.

Sandro Taricco continuará al frente de la Superintendencia de Servicios de la Salud (SSS), el organismo que administra los fondos de las obras sociales, aunque deberá reportar directamente a Stanley.

Hasta las modificaciones del organigrama, la SSS, si bien siempre dependió de Salud, el flamante secretario de Trabajo y Empleo, Jorge Triaca , conservó poder e influencia para determinar de manera discrecional el reparto de los fondos.

Las modificaciones ministeriales no impactaron aún en los dirigentes sindicales. "Es todavía muy prematuro: no sabemos cómo quedó el Ministerio de Trabajo, menos vamos a saber qué va a pasar con las obras sociales. No debería cambiar demasiado", señaló ayer un dirigente de un gremio industrial.

Por el contrario, no se esperan cambios de rutina en lo relativo a las negociaciones salariales. Continuarán bajo el mando de Triaca y de su número dos, Horacio Pitrau. Ambos conservarán la facultad para homologar o rechazar las paritarias, y tendrán además las riendas para determinar las conciliaciones entre sindicalistas y empresarios.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.