Un tribunal recién formado decidirá el futuro de la causa

La Sala I de Casación, integrada por dos jueces nuevos y una jueza K, analizará las decisiones de Bonadio
Hernán Cappiello
(0)
7 de septiembre de 2018  

Un tribunal recién formado recibirá, al menos por ahora, la causa de los cuadernos de la corrupción para revisar las decisiones que tome el juez Claudio Bonadio y decidir si corresponde excarcelar al secretario de Roberto Baratta , uno de los acusados que están presos desde el inicio de la investigación.

El tribunal al que fue enviado el caso para su revisión es la Sala I de la Cámara de Casación Penal, integrada por los jueces Diego Barroetaveña y Daniel Petrone, recién designados con el apoyo del oficialismo, tras el largo concurso que realizó el Consejo de la Magistratura. La tercera jueza es Ana María Figueroa, cercana al kirchnerismo. Ellos pueden aceptar el caso o rechazarlo. Si lo rechazan, un plenario de otros jueces dirimirá a quién le corresponde.

En todas las causas penales las decisiones del juez de primera instancia -en este caso, Bonadio- son revisadas por la Cámara Federal y, eventualmente, por la Cámara de Casación.

En los casos nuevos se decide por sorteo qué Sala de la Cámara Federal interviene para la revisión. En este ocasión se sorteó y recayó en la Sala I, integrada por Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia. Ellos confirmaron la decisión de Bonadio y rechazaron la excarcelación de Nelson Lazarte, secretario de Baratta.

Ahora, el asunto debe ser revisado por la Cámara de Casación. En ese tribunal también hubo un sorteo y el incidente recayó en la Sala II, que forman los jueces Ángela Ledesma, Alejandro Slokar y Guillermo Yacobucci.

Pero Ledesma, la presidenta de la Sala II, advirtió que esta causa podría ser conexa con otras anteriores y por eso le pidió al titular de la Cámara de Casación, Eduardo Riggi, que verifique esa conexidad, cosa que al final hizo la propia Ledesma. La jueza firmó una resolución de cinco carillas, en la que resolvió que el caso por conexidad debe ir a la Sala I de la Casación, que ya había intervenido anteriormente en el expediente por la compra de gas licuado con sobreprecios, relacionado con este caso.

En esa resolución, Ledesma aclaró que la asignación a la Sala I del tribunal se decidió para que resuelva sobre la excarcelación de Lazarte y no implica confirmar a Bonadio como juez del caso. La aclaración no es menor, porque justamente este es el planteo que hicieron Cristina Kirchner y Oscar Parrilli, cuando dijeron que el caso de los cuadernos es nulo porque hubo una elección del juez que debía intervenir. Señalaron que se hizo lo que se conoce como forum shopping. Sin embargo, Bonadio rechazó ese planteo porque dijo que comenzó la investigación de los cuadernos como conexa con la causa de gas licuado, que ya tramitaba en su juzgado.

Esa decisión de Bonadio, que acumuló el caso de los cuadernos al de gas licuado, fue apelada por Parrilli. Y por eso el tribunal que debe decidir si es legítima o no la intervención de Bonadio es la Sala I de la Cámara Federal, ya designada por sorteo.

Por eso es importante la aclaración de la camarista Ledesma cuando envió a la Sala I el incidente de excarcelación de Lazarte. "De ningún modo implica pronunciamiento acerca de la validez, acierto o error de las conexidades dispuestas [por Bonadio], sino que corresponde que aquella conexidad sea tenida en cuenta en el acotado objeto de la presente incidencia de excarcelación".

En buen romance, que intervenga la Sala I porque tiene el caso de gas licuado como conexo no implica que Bonadio quede confirmado como juez de la causa ni que pierda vigencia el planteo de forum shopping que hizo Cristina Kirchner .

En definitiva, será la Cámara Federal, primero, la que debe decidir sobre ese asunto y, luego, eventualmente, la Cámara de Casación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?