Argentina-Guatemala: la selección goleó por 3-0 en su primer partido después del Mundial

Pity Martinez abrió la cuenta, de penal, ante Guatemala en Los Ángeles
Pity Martinez abrió la cuenta, de penal, ante Guatemala en Los Ángeles Fuente: AFP
Javier Saúl
(0)
7 de septiembre de 2018  • 23:36

Casi como parte de la imperiosa necesidad de dar vuelta la página después del golpe en Rusia, la selección argentina necesitó lavar la cara desde los primeros minutos y mostrar signos (y ritmos) distintos para diferenciarse, más allá de cambio de nombres y de la ausencia del núcleo histórico. En Los Ángeles, una débil Guatemala fue testigo del estreno del ciclo de Lionel Scaloni, y de los goles de los debutantes Gonzalo Martínez y Gio Simeone. Giovani Lo Celso, sobre quien todavía sobran preguntas sin resolver por su ausencia en el Mundial, también se anotó en el marcador con un golazo desde afuera del área. En el Memorial Coliseum angelino, la Argentina venció 3-0 a Guatemala y dejó una buena imagen en el puntapié para la tan mentada transición de cara a Qatar 2022.

El video con los goles del partido

La presión alta, la recuperación rápida de la pelota y el vértigo fueron algunos de los ítems sobre los que se apoyó el equipo para sacar diferencia, aunque el rival no fue medida y terminó actuando en modo sparring. La dinámica y la velocidad en los toques dejaron otra imagen después de un paso por Rusia en el que las transiciones previsibles quedaron expuestas ante el ritmo europeo. Intérpretes como Exequiel Palacios, Lo Celso o Gonzalo Martínez sirvieron para darle frescura el nuevo engranaje. La imprecisión producto de esa búsqueda permanente de cambio de ritmo queda como uno de los puntos a mejorar a la hora de enfrentar a rivales de mayor peso. Colombia, en Nueva Jersey, aparece como un examen interesante el próximo martes.

Giovani Lo Celso celebra su gol
Giovani Lo Celso celebra su gol Fuente: AP

Pity Martínez abrió el partido con un penal que generó cierta polémica porque el árbitro vio mano cuando un defensor guatemalteco intentó cubrirse. Poco le importó al creativo de River, que puso el 1-0 desde los doce pasos. De buen rendimiento, el tanto fue la mejor recompensa. Después, Lo Celso marcó un golazo, y fue Simeone el que puso cifras definitivas antes que termine el primer tiempo con una definición precisa que le sirvió para sacarse la bronca por fallar un cabezazo en los primeros minutos.

Para el segundo tiempo llegaron las modificaciones al por mayor y al dominio de la primera parte le faltó precisión. La Argentina mantuvo la circulación y el ritmo, pero no pudo convertir. El nivel de Guatemala le baja el precio al amistoso a la hora de sacar conclusiones apresuradas. Aunque todo indica que el partido iba por otro camino. El del recambio y el cambio de aire. El primer paso de un ciclo que no tiene precisiones de cómo seguirá de acá a un par de meses.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.