9 especies de cactus que florecen en primavera

Mammillaria bocasana
Mammillaria bocasana Crédito: Archivo Revista Jardín
(0)
7 de septiembre de 2018  • 17:08

Las cactáceas se caracterizan por su capacidad de adaptación para sobrevivir en condiciones adversas y con muy poca agua. Pero, además, muchas especies exponen vistosas flores desde la primavera hasta el invierno. Los cactus provenientes de semilla tardan de 2 a 5 años en florecer, aunque puede abreviarse dicho período mediante la generación de nuevos ejemplares a partir de esqueje de plantas adultas. Por este método se suprime la etapa juvenil y, en un año y medio, puede obtenerse su floración. Así, es posible disfrutar de hermosas flores desde la primavera hasta el invierno.

Según su género y especie, las flores pueden permanecer abiertas mostrando su esplendor apenas unas pocas horas o mantenerse durante varios días, cerrándose sólo al anochecer. En general, las flores tienen un corto tiempo de apertura, suficiente para que los insectos polinizadores actúen.

Sus pétalos son hojas modificadas por cuya superficie se evapora parte del agua de reserva de la planta. Dentro del maravilloso mundo de estas flores, las hay pequeñas, grandes, perfumadas o no, de apertura diurna o nocturna (en especies mayores, cuyas flores pueden tener hasta 25 o 30 cm de diámetro), de vistosos colores: desde el blanco a los rojos rutilantes, pasando por una amplia gama de rosas, anaranjados y amarillos.

Izq.: Thelocactus setispinus. Der.: Leuchtenbergia principis
Izq.: Thelocactus setispinus. Der.: Leuchtenbergia principis Crédito: Archivo Revista Jardín

Gymnocalycium ragonesei

Origen: Norte argentino.

Es un pequeño cactus solitario, de crecimiento lento, de tallo más bien aplanado, de hasta 7,5 cm de diámetro y de 1 a 2 cm de altura, de color gris oscuro y en determinados casos puede parecer marrón oliva. Las espinas son cortas, pálidas y aplastadas contra el cactus, lo cual hace que sea fácil de manejar. La floración es diurna, ocurre al final de la primavera y pueden permanecer abiertas hasta 12 días. Sus flores son de color blanco con garganta rojiza, de hasta 5 cm de largo y 4,5 cm de diámetro. Se cultiva a media sombra o sombra total, no resiste luz intensa. Tolera una temperatura mínima de hasta -5°C, mientras el sustrato permanezca seco. Requiere pH bajo; (tierra, turba, arena gruesa). En invierno debe permanecer totalmente seco; en primavera y otoño se riega cada 20 días, evitando mojar el tallo; en verano debe regarse semanalmente, siempre que el sustrato se encuentre seco. Se propaga a partir de semillas.

Parodia leninghausii

Origen: Brasil y Norte argentino.

Esta especie crece lento, alcanza hasta 80 cm de altura y 10 cm de diámetro. Florece desde principios del otoño, cuando la planta alcanza unos 20 cm. Sus flores son grandes, de color amarillo-anaranjado, con pétalos espatulados y sedosos; el tubo floral y el pericarpio están densamente cubiertos de "lana" marrón con cerdas. Los frutos son esféricos, con semillas en forma de campana, de color marrón-rojizo. Se cultiva a media sombra en un sustrato de tierra, resaca y arena gruesa. En invierno no se riega, en otoño, cada 15 días; en primavera, cada 10 días y en verano, una vez por semana. Se propaga a partir de semillas o esquejes de tallo.

Der.: Gymnocalycium. Izq.: Cleistocactus samaipatanus
Der.: Gymnocalycium. Izq.: Cleistocactus samaipatanus Crédito: Archivo Revista Jardín

Echinopsis arachnacantha

Origen: Sudamérica.

Es un cactus de cuerpo aplanado a esférico, de color verde oscuro, con costillas débiles. Presenta espinas de color blanco, amarillo o marrón, duras, curvas y cortas. Tiene crecimiento en racimo de varias cabezuelas, cada una de ellas tiene de 2 a 4 cm de diámetro y puede llegar a tener de 7 a 10 cm de altura. La floración es diurna y ocurre en el período primavera-verano. Las flores son vistosas, de hasta 5 cm de largo, con colores que van del blanco al rojo oscuro, por lo general son color amarillo dorado o anaranjado con frutos de color verde rojizo. Se cultiva con un sustrato poroso (tierra, resaca, arena gruesa) a pleno sol y a media sombra durante el verano, para evitar quemaduras. Tolera una temperatura mínima de hasta 5°C. En invierno se debe mantener seco; durante el período primavera-otoño se riega mientras el sustrato se encuentre seco y, en verano, cada 10 días. Se propaga a partir de semilla o mediante separación de propágulos.

Mammillaria bocasana

Mammillaria bocasana
Mammillaria bocasana Crédito: Archivo Revista Jardín

Origen: México.

Es un cactus pequeño, de 3,5 a 10 cm de diámetro y de 2 a 12 cm de altura, con finas espinas envolventes, mayoritariamente blancas. Presenta numerosas ramificaciones cilíndricas.

Floración: Diurna, desde la primavera hasta el otoño. Sus flores son acampanadas, de color blanco, rosado o amarillo oscuro, con frutos rosados o rojos. Se cultiva a pleno sol o media sombra con sustrato de tierra, resaca, arena gruesa.

Se riega cada 45 días en invierno, cada 15 en otoño y primavera, y una vez por semana en verano. Propagación: A partir de semillas o mediante la separación de sus ramificaciones.

Der.: Parodia microsperma. Izq.: Echinopsis chamacereus
Der.: Parodia microsperma. Izq.: Echinopsis chamacereus Crédito: Archivo Revista Jardín

Parodia microsperma

Origen: Sur de Bolivia, Norte argentino.

Tiene un tallo globoso, que puede presentarse deprimido o columnar corto, de color verde claro u oscuro, de entre 6 y 7 cm de diámetro y 10 cm de altura. Crece solitario o en agrupaciones, con 13 a 21 costillas espiraladas, con tubérculos cónicos pequeños y areolas cubiertas de lana blanca que desaparece con la edad, 4 espinas centrales, tres blancas rojizas, derechas y la cuarta totalmente coloreada, larga y ganchuda. Despliega numerosas flores de color amarillo, anaranjado o rojo, durante el período primavera-verano y se cubre de pelos y cerdas. Se cultiva a pleno sol con tierra y arena gruesa. Riego: en invierno, nada; quincenal en primavera y otoño, y semanal en verano. Se propaga a partir de semillas o mediante separación de las agrupaciones.

Cleistocactus samaipatanus

Origen: Noroeste argentino y Bolivia.

Tiene tallo color verde, alcanza hasta 3 m de altura y 10 cm de diámetro. Presenta costillas levemente dentadas, con areolas cubiertas de un fieltro denso, color marrón, con espinas de color amarillo amarronado, de hasta 4 cm de largo.

Floración: Diurna, ocurre durante el período primavera-verano, cuando la planta alcanza unos 20 cm. Sus flores son de color rojo brillante con bordes claros y anteras violetas, son cilíndricas y nacen en posición horizontal a lo largo de los tallos. Tiene frutos rojizo y esféricos, cubiertos de lana blanca o marrón. Se cultiva con una mezcla de tierra, resaca y arena a pleno sol o media sombra. Tolera una temperatura mínima de hasta 5°C . Cada 25 días en invierno, mensual en otoño, quincenal en primavera y semanal en verano. Se propaga a partir de semillas o mediante esqueje de tallo, de hasta 5 cm de largo.

Izq.: Parodia leninghausii. Der.: Echinopsis arachnacantha
Izq.: Parodia leninghausii. Der.: Echinopsis arachnacantha Crédito: Archivo Revista Jardín

Echinopsis chamaecereus

Origen: Norte argentino.

Es una especie resistente y prolífera, extendida mundialmente, que forma grupos de aspecto erecto en un principio, con tallos pequeños y de color verde claro, con suaves y numerosas espinas blancas. Éstos presentan un aspecto de planta colgante; durante el invierno se tornan de color violáceo. En su etapa adulta alcanza una altura de 15 cm y 30 cm de diámetro. Produce gran cantidad de flores de color rojo luminoso, en primavera y verano. Se cultiva a pleno sol con sustrato suelto (tierra, resaca, arena gruesa) y buen drenaje. Sin riego en invierno, quincenal en otoño, cada 10 días en primavera y semanal en verano. Propagación: A partir de semillas o mediante ramificaciones del tallo.

Crédito: Archivo Revista Jardín

Leuchtenbergia principis

Origen: México.

Este extraño cactus es un híbrido de largos y delgados tubérculos triangulares, de color verde azulado, de 6 a 15 cm de largo; expuestos a alta intensidad lumínica, los bordes se tornan de color rojizo. En el extremo del tubérculo nacen espinas largas y papiráceas, de hasta de 10 cm. Cuenta con raíces grandes y carnosas. Alcanza hasta 60 cm de altura y 50 cm de diámetro. Floración: Diurna, se produce entre los 4 o 5 años, desde fines de la primavera y durante el verano. Sus flores son perfumadas y de color amarillo. Se cultiva a pleno sol con tierra, resaca y arena gruesa. En invierno, no se riega, en otoño/invierno, cada 15 días en primavera y una vez por semana en verano. Propagación: A partir de semillas o separación de tallos basales.

Thelocactus setispinus

Origen: Sur de Estados Unidos y México.

Es una especie fácilmente reconocible por sus costillas bien marcadas, sin tubérculos, finas y onduladas, con su espina central curva y en forma de gancho, de 12 cm de altura y 9 cm de diámetro. Floración: Diurna, en primavera y verano. Sus flores miden entre 3 y 4 cm, son de color amarillo brillante, con la garganta roja. Tiene frutos rojos y carnoso, con semillas negras. Cultivado a pleno sol con resaca, tierra y arena gruesa, tolera una temperatura mínima de hasta -4°C. Sin riego en invierno, quincenal en otoño, cada 10 días en primavera y semanal en verano. Propagación: A partir de semillas.

Texto: Gentileza Isabel Camú

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?