Arrancó Nueva York Fashion Week

Con el desfile de Tom Ford comenzó la maratón de la semana de la moda neoyorquina. Fuente: Reuters Crédito: REUTERS/Brendan McDermid
7 de septiembre de 2018  • 18:09

NUEVA YORK.- Una vez más, comenzó la época más glamorosa en la ciudad Nueva York. Y como era de esperarse, trae consigo muchas sorpresas y nuevos diseñadores debutando en este, uno de los calendarios más importantes, de esos en los que se definen las tendencias, con idas y venidas de las marcas más renombradas, festejos de aniversarios y nuevas locaciones.

Con la ola de calor que está azotando en distintos centros del mundo, el cruce con el US Open y los movimientos sociales y políticos, el New York Fashion Week, sigue en pie. Es que esta ciudad es representativa de la moda que se genera en este país y siempre logra destacarse mostrando su talento, trabajo y haciendo hincapié en diversidad ante todo, rompiendo moldes.

Diseñadores top, estrellas, celebrities, instagramers, pasean con looks despampanantes por Manhattan. Los precios de los ubers aumentaron por su alta demanda. Las reservas en los restaurantes y bares hacen que se torne imposible conseguir un lugar y las entradas a los shows cada año se vuelven más exclusivas.

Miles de fashionistas estarán cubriendo esta semana que presenta colecciones primavera-verano 2019 que, oficialmente comenzó el anteanoche, con el exclusivo desfile de Tom Ford que reversionó los clásicos de siempre: trajes femeninos de blazer y faldas en géneros satinados en nude, malva, blanco y rosa, y repitió en los pies, con pañuelos en la cabeza, turbantes, plumas y un elegante revival del animal print.

. Fuente: Reuters

De mudanza

Spring Studios es la locación elegida para los shows. Es que luego de relocalizarlo varias veces a lo largo de los años, desde la carpas en Bryant Park hasta el Lincoln Center, parece que este espacio, en Tribeca, en Tribeca y podría ser la casa oficial del NYFW para las próximas ediciones... pero eso se validará en los próximos meses. Sin embargo, tantas mudanzas trajo a los diseñadores nuevas ideas para sus presentaciones, cada vez son más los que optan por buscar locaciones atractivas que convoquen o llamen la atención. Desde Brooklyn al Central Park, esta temporada veremos nuevos spots estampados de glam dentro de la ciudad, que algunos aún no han sido revelados.

Más de 100 desfiles, presentaciones, miles de after-parties dentro y fuera de Manhattan, incluyendo a las tan esperadas puestas de Calvin Klein, Marc Jacobs, Ralph Lauren y Carolina Herrera que, por primera vez, presentará su show al mando de Wes Gordon. La semana está pensada y preparada para dar que hablar y convertirse en memorable.

Fuera del New York Fashion Week: The Shows, pero como destacado en eventos satélites, Tom Ford se dio el lujo de que todo el mundo piense que abrió la semana. Es que fue el más importante hasta el momento y realizó una divertida parodia junto con la comediante australiana Celestre Barber.

Lo que se viene

Mañana, parece que sería destronado por Alexander Wang, que copará las calles de Manhattan, con un show único, el último ya que como anticipó, decidió alejarse no sólo de la semanas convencionales sino de la temporada oficial de la moda. ¿Marcará tendencia con esta actitud? ¿Lo seguirán otros grandes diseñadores?? De ser así, esto podría desencadenar una gran crisis del NYFW.

Sin embargo, ese temor que se sintió la temporada anterior se suavizó en esta edición, con el regreso de diseñadores como Rodarte y Proenza Schouler, que fueron a probar suerte a París y están de vuelta en Nueva York trayendo aires esperanzadores para la moda local.

Otras marcas que están de regreso son Longchamp, que vendrá a los Estados Unidos para dar su primer show; Rihanna, que la última temporada había obviado su show, también volvió con su explosiva línea de lencería Savage x Fenty.

Una de las grandes sorpresas tiene nombre: Escada. Una de las marcas más tradicionales y elegida por la Princesa Diana, había quedado un poco en el olvido. Aterriza en Nueva York para debutar este domingo con una puesta que recuerda lo mejor de los años 80.

Ralph Lauren cumple 50 años y su festejo dicen que dará que hablar. Una vez más, lo celebrará en el Central Park y veremos qué novedades traerán los festejos de su nueva década. La anterior, la número 40, en el 2008, el RL sorprendió con un gran show y una cena para más de 400 personas a la luz de las velas en los jardines del Conservatorio del Central Park.

Más de aniversarios, pero que no se festeja. Victoria Beckham cumple 10 años con su marca pero decidió alejarse de este gran escenario y volvió a sus raíces, Londres ahora es su sitio en el mundo.

Los que debutan

La pasarela se presenta con más diversidad. Se sabe que por primera vez desfilará Marina Ávila, una española de 20 años con síndrome de down. Lo hará en la pasarela de Talisha White.

Cada vez son más las marcas que deciden mostrar sus colecciones masculinas y femeninas en un mismo show, en lugar de presentarlo por separado como se solía hacer. Prabal Gurung y The Row son algunos de los diseñadores que revelarán sus looks masculinos y femeninos en simultáneo.

El movimiento #MeToo sigue y con fuerza, sobretodo cuando personalidades del mundo de la moda como Bruce Weber y Patrick Demarchelier formaron parte de la movida. Esto dio lugar a que varios modelos pudieran hablar sobre sus experiencias, a tal punto que uno de los logros es que esta temporada habrán vestidores privados.

Dascha Polanco y Heather Graham, en el show de Tadashi Shoji Runway en Spring Studios Fuente: AP Crédito: Brent N. Clarke / Invision / AP

Diseñadores emergentes, como Matthew Adams Dolan y Eckhaus Latta, energizarán con sus colecciones más originales. Chris Peters, quien ya debutó en las pasarelas de NY bajo el equipo de Creatures of the Wind, este año lo hará de manera independiente con una línea inspirada en pinturas argentinas de la Cueva de las Manos.

Hay mucho más por descubrir. Esta temporada que recién comienza. Será interesante ver cómo el street style competirá por el protagonismo e intentará mantenerse cool en una ciudad que arde con 90° farenheits.

TEMAS EN ESTA NOTA