Claves para controlar las siete malezas más difíciles

Yuyo colorado, entre las malezas difíciles en los lotes
Yuyo colorado, entre las malezas difíciles en los lotes
(0)
8 de septiembre de 2018  • 01:55

En el listado de las malezas, siete se destacan por su resistencia a los herbicidas. A continuación, las mejores prácticas para su combate.

Yuyo colorado: posee resistencia a glifosato y a otros herbicidas por lo que se requiere el empleo de herbicidas residuales distintos a los herbicidas inhibidores de ALS y tratamientos de repaso post-emergentes.

Rama negra: su principal pico de emergencia ocurre en otoño con un segundo flujo más leve a la salida del invierno. Es económicamente controlable con glifosato, herbicidas hormonales y con sulfonilureas durante su estado de roseta pequeña. A medida que avanza en su ciclo se torna más difícil de manejar y se debe recurrir al "doble golpe químico" o a métodos mecánicos.Pensamiento silvestre: es una maleza otoño-invernal, pero su presencia suele pasar desapercibida hasta la primavera. Allí florece y debe recurrirse a herbicidas quemantes para el control.

Sorgo de Alepo: maleza perenne primavero-estival con biotipos resistentes a glifosato y a graminicidas como haloxifop. Ni bien se detecta hay que actuar para evitar su dispersión en el lote. La prevención es la mejor herramienta.

Cloris: sensible a glifosato y otros herbicidas con actividad sobre gramíneas cuando las plantas no superan los 5 o 6 cm, en pre-macollaje o en sus inicios.

Pasto amargo: gramínea perenne de ciclo primavero-estival. De elevada resistencia a glifosato, es sensible a graminicidas selectivos post emergentes hasta 10-15 cm de altura, así como a herbicidas residuales con actividad sobre gramíneas.

Raigrás anual: con resistencia múltiple, es una maleza que por falta de monitoreo persiste hasta la primavera. Por su estado fenológico, los graminicidas pierden eficacia y debe recurrirse a técnicas de doble golpe o desecantes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?