Malena tiene un año y necesita un trasplante de corazón con urgencia

Malena Herbel
Malena Herbel Crédito: Gentileza Flia. Herbel
(0)
7 de septiembre de 2018  • 19:56

Malena Herbel cumplió un año hace solo dos semanas. Está internada en terapia intensiva en el Hospital Italiano. Y necesita un trasplante de corazón para seguir viviendo.

Nació con solamente la mitad derecha del corazón desarrollada, una patología congénita llamada Síndrome de hipoplasia del ventrículo izquierdo (SHVI), que afecta el flujo normal de la sangre por el órgano.

Luego de dos cirugías que no lograron revertir su condición, entró de urgencia en la lista de espera del INCUCAI. Hoy sobrevive conectada a un "Berlin Heart", un dispositivo que puede reemplazar el funcionamiento de su corazón mientras espera que aparezca un donante. "Pero el Berlin Heart no es una garantía de vida. Es un puente hasta el trasplante", explica su madre, Yanina Pastran.

El caso de su hija plantea una dificultad mayor: es muy pequeña y la mayoría de los corazones que se donan son demasiado grandes para su cuerpo. Hoy Malena pesa siete kilos y se alimenta a través de una sonda.

De San Luis a Buenos Aires

Los Pastran viven en San Luis. Yanina se enteró de la enfermedad de su hija cuando estaba embarazada de 20 semanas. Ya desde entonces los médicos le advirtieron que tendría que ir a parir al Hospital Italiano por la complejidad del caso. A las 33 semanas, ella y su marido se tuvieron que mudar a Buenos Aires. Solo pudieron volver a su casa unas pocas veces, entre una y otra cirugía.

Yanina y Mario se turnan para que Malena nunca se quede sola. Un trabajo de 24 horas que, en sus palabras, no les permite ni enfermarse. "Pero la fe se mantiene intacta", dice ella. Y en un momento tan delicado como el que vive, no deja de pensar en lo importante que es la donación de órganos.

"Que el dolor no ciegue: donando se puede hacer milagros -dice-. Por favor recen y hagan cadenas que todo llega, y nos hacen sentir bien".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.