Suscriptor digital

Las películas que se inspiraron en los ladrillos

Siete películas con historias en las que la propiedad es protagonista: desde los sueños de agentes inmobiliarios hasta casas famosas
Siete películas con historias en las que la propiedad es protagonista: desde los sueños de agentes inmobiliarios hasta casas famosas
Sofía Terrile
(0)
8 de septiembre de 2018  

Comprar una propiedad es probablemente la decisión económica más importante en la vida de una persona. No es casualidad, entonces, que sea el tema principal de un catálogo amplio de películas. Desde los sueños de agentes inmobiliarios, pasando por vecinos intratables y casas famosas, la lista de producciones audiovisuales centradas en el mundo del real estate es amplia. Aquí, solamente una selección.

  • De battre mon coeur s'est arrêté. Una película vocacional francesa: el protagonista, Tom, sigue los pasos de su padre en el mundo inmobiliario. Sin embargo, se cruza por azar con un amigo de su madre difunta, quien había sido pianista, lo que le hace recordar su pasión por la música. Retoma clases de música con una profesora y, mientras tanto, su vida se desarrolla entre las propiedades -con operaciones no siempre tan limpias- y las teclas. Una aventura amorosa y un conflicto con la mafia rusa completan la historia de esta película que describe las peripecias del negocio familiar inmobiliario y habla sobre la necesidad de perseguir las pasiones.
  • Showroom. Los dos escenarios de esta película argentina protagonizada por Diego Peretti son la casa que habita en el Delta y el "showroom", el prototipo de departamento que muestra todos los días para vender unidades de un proyecto inmobiliario en Palermo. La trama sigue la relación del protagonista con los jefes del proyecto y los obreros que trabajan en él, pero también la que tiene con su esposa y su hija, atravesada por la idea de "pérdida de status" por haber tenido que mudarse a una casa prestada en Tigre. Esta comedia un tanto dramática sigue a Peretti entre ambos mundos.
  • El hombre de al lado. Una mañana, un diseñador que habita la Casa Curutchet en La Plata nota que su vecino está construyendo una ventana en la medianera. A partir de ese momento comienza una relación un tanto compleja entre él, un hombre snob, y el hombre de al lado, un vendedor de autos usados encantador y un tanto vulgar. La comedia dramática de Mariano Cohn y Gastón Duprat, los mismos creadores de El ciudadano ilustre, no solamente sigue esta relación llena de incomodidades y prejuicios, sino que también muestra la casa diseñada por Le Corbusier.

Dúplex, la convivencia con los vecinos puede resultar una pesadilla
Dúplex, la convivencia con los vecinos puede resultar una pesadilla

  • Dúplex. Otra de relaciones complejas con vecinos. En la comedia americana protagonizada por Ben Stiller y Drew Barrymore, el matrimonio que forman se mudan al dúplex de sus sueños, pero la vecina de arriba, que a simple vista parece inofensiva por su avanzada edad, convertirá su experiencia en una pesadilla. Ruidos molestos, pedidos de favores inoportunos, quejas ante la Policía. la guerra entre la pareja y la anciana escala, siempre con toques de humor. La película dirigida por Danny De Vito no fue un éxito de la crítica ni en las salas de cines, pero esta comedia de humor negro lleva a la hipérbole las relaciones que más de uno entablan con quienes comparten edificio. Seguramente muchos se sientan identificados.
  • La gran apuesta. Aunque en la película filmada en los Estados Unidos no se vean tantas propiedades, lo cierto es que son una parte central de la trama. La cinta se centra en la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, que llevó finalmente a la crisis financiera global en 2008. En la cinta hay cuatro actores fuertes: Christian Bale y Steve Carrell, que encarnan a líderes de fondos de inversión; Brad Pitt, un trader de bolsa retirado, y Ryan Gosling, un vendedor de un banco multinacional. Una historia para conocer mejor por qué el comercio y las finanzas globales sufrieron uno de los peores impactos desde la Gran Depresión de 1929.
  • La comunidad. Uno de los genios del humor negro, Álex de la Iglesia, dirigió esta película española en el 2000 protagonizada por Carmen Maura (Julia), que trabaja en una inmobiliaria y en una de las propiedades que comercializa descubre 300 millones de pesetas (unos 2,5 millones de euros) del expropietario de la unidad, un hombre que acababa de morir. Pero los planes de Julia, que ya soñaba con una vida llena de lujos se complican. Los vecinos del edificio sabe de la fortuna del anciano fallecido, y decide perseguirla a toda costa. Una comedia con toques de crimen y horror sobre cómo una broker debe luchar contra una comunidad para quedarse con su botín.
  • Glengarry Glen Ross. En esta película una inmobiliaria les propone a sus empleados un desafío: quien venda más y mejor será recompensado con un Cadillac. Quien quede último en el ránking de ventas, en cambio, será despedido. La trama sigue a cuatro trabajadores de la compañía y describe todas las artimañas que realizan para ganar el premio y para evitar perder su trabajo. La película cuenta con la actuación de Al Pacino. Su título se debe a las dos propiedades que los brokers deben vender: Glengarry Highlands y Glen Ross Farms.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?