Tips para mejorar el sistema educativo

En una cumbre de funcionarios del área se describieron diferentes políticas

9 de septiembre de 2018  

MENDOZA.- Los ministros de Educación del G20 debatieron en la última semana sobre el futuro del sistema educativo. Presidida por el ministro Alejandro Finocchiaro, ahora también a cargo de las áreas de Cultura, Ciencia y Tecnología, la reunión finalizó con una declaración conjunta que será luego evaluada en la Cumbre de Líderes, que se hará el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, en Buenos Aires.

El ministro, en una rueda de periodistas, hizo referencia a algunos temas de actualidad. "La Argentina tuvo durante los últimos 15 o 20 años un retroceso educativo. Las pruebas Aprender muestran un avance. Estamos por el buen camino. Por ejemplo, vamos a cambiar la forma en la que enseñamos matemática", expresó.

En materia de financiamiento, dijo que el país "destina el 6% del PBI a educación. Se trata de que ese dinero sea una inversión y no un gasto". Con respecto al conflicto con las universidades, dijo: "Hemos hecho una muy buena oferta, porque el Estado hizo un gran esfuerzo. Se mantiene el poder adquisitivo de los profesores frente a la inflación, porque hay que recordar que la paritaria va de marzo a marzo. Se ofreció 26% en cargos más bajos y 24% en los más altos". Agregó que "de los 6 gremios universitarios hubo uno solo con un paro por tiempo indeterminado".

Durante el encuentro del G20, los ejes fueron la globalización, la digitalización y la diversidad como parte de las premisas necesarias para el trabajo presente y futuro. También se habló del financiamiento de la educación y de qué políticas a nivel internacional se pueden poner en marcha para llevarlo adelante.

Una charla con Floyd Green, ministro de Educación de Jamaica, Ingrid Van Engelshoven, ministra de Educación, Cultura y Ciencia de Holanda y Yoshimasa Hayashi, ministro de Educación de Japón, dejó algunas definiciones importantes y en algunos casos, también sorprendentes.

Ya desde la escuela hay que fortalecer la capacidad de liderazgo, apreciar la belleza en las artes y enseñar a los chicos a ser resilientes, es decir, a adaptarse a los cambios. "En Holanda un diploma no es el fin, sino el comienzo de la educación", dijo la representante de ese país. Agregó que una de las mayores inversiones está en educación. "Ponemos el dinero donde está el corazón", agregó.

El país también destina fondos para apoyar a la educación en los lugares más vulnerables del mundo.

En Japón, la educación es gratuita y obligatoria hasta los 15 años. También hay un fondo para becas universitarias. Los japoneses ponen mucho empeño en entrenar a sus profesores, y por eso disponen que haya clases abiertas para que los jóvenes profesores observen a los más experimentados. El gobierno también produce varios documentos sobre cambios curriculares.

En Jamaica, según se contó, los salarios de los docentes de la educación pública llegan al 80% de los de la educación privada. Y se ofrecen, a modo de incentivo, préstamos para la vivienda a quienes son docentes. Los salarios en Japón de los profesores ascienden al salario que tiene todo empleado público, más un 4%.

Holanda, para incentivar el estudio de la docencia, redujo los aranceles de los profesorados.

TEMAS EN ESTA NOTA