Ana Padilla se encarna en Nina, la actriz de La gaviota

La destacada intérprete que trabaja en El vestidor, ante el desafío de un unipersonal sobre un personaje de Chéjov
Jazmín Carbonell
(0)
9 de septiembre de 2018  

Para Ana Padilla, sin dudas, 2018 será un año muy especial. Como siempre en su vida, el teatro tiene un papel fundamental, porque es su oficio, pero también su pasión. Por esas casualidades que cuesta entender que sean de puro azar, la reconocida directora teatral Corina Fiorillo la convocó para formar parte del elenco de El vestidor, obra que tiene a Arturo Puig y a Jorge Marrale como protagonistas. La trama transcurre dentro del camarín del actor principal (Marrale) de una compañía británica que representa a Shakespeare en los años 40, se encuentra cansado, confunde personajes y su vestidor de toda la vida (Puig) lo contiene. "Es una obra preciosa para hacer, que habla del teatro dentro del teatro. Estamos desde mayo con un público que acompaña muy bien, así que tenemos El vestidor para rato", cuenta Padilla, que además de haber iniciado su carrera como actriz hace más de 40 años es docente de teatro y de tap desde hace 43. Sin dudas, El vestidor la hizo comunicarse con el teatro mismo, repasar rituales, representar esa trastienda que los espectadores suelen perderse.

Pero hay más. Desde mañana, Ana Padilla se subirá a escena para interpretar el unipersonal Nina, de Patricia Suárez, en la sala Hasta Trilce, de Boedo. La actriz encarnará ni más ni menos que a Nina Sarechnaia, ese personaje emblemático de La gaviota, de Antón Chéjov, pero unos cuantos años después. ¿Qué fue de la vida de esta mujer tan importante para la historia del teatro? Suárez ensaya un posible camino de Nina y la ubica en su pieza 20 años después de La gaviota trabajando en el guardarropas del Teatro de Arte de Moscú (del propio Stanislavsky) mientras en el escenario se representa Las tres hermanas, del mismo Chéjov.

Se trata de una obra para un solo personaje y es Padilla quien toma este desafío, contenta porque encuentra en esta mujer unas cuantas zonas de diálogo. Es que Nina fue actriz, y aunque hace tiempo que nadie la llama para trabajar, el amor por el teatro sigue siendo inmenso. "No hace falta que se conozca La gaviota. Nina habla de cualquier mujer. Nina es una avanzada para su época, porque se fue a vivir con un hombre con el que nunca se casó, con el cual tuvo un hijo y él la abandonó a su suerte. Esta obra la agarra sola, pero con sus fantasmas, sus recuerdos, esa muerte del hijo que a ella, obviamente, le cambió la vida, y tiene humor y tiene dolor. Es una luchadora porque no pierde la esperanza y el deseo de volver a estar arriba del escenario como actriz. Ella sabe que un día la gente la va a aplaudir de pie. Y ella les va a decir 'gracias, porque gracias a ustedes viví'", cuenta Padilla, emocionada por este papel que la tiene visiblemente conmovida.

" Nina es un proyecto mío -agrega Padilla, porque en este caso además tiene a su cargo la producción del espectáculo-. Y eso tiene mucho peso para mí. Hace un tiempo, Patricia Suárez me acercó este texto bellísimo y me enamoré inmediatamente. Se lo acerqué a Jorge Diez para ver si lo conmovía y le interesaba la idea de dirigirlo y me dijo que sí. A veces los hechos se acomodan y funcionan, y este es el caso. No podría haber encontrado un equipo mejor para este proyecto". A Padilla la acompañan, además, Rony Keselman, en la composición musical, y Pepe Uría, en la escenografía y el vestuario.

Y así será su año, lleno de reflexiones sobre el teatro porque las dos obras que la tienen en plena actividad - El vestidor va de miércoles a domingos y entonces Nina se acomoda los lunes porque los martes Padilla los tiene reservados para dictar sus clases de teatro y zapateo americano- suceden dentro de un teatro para poder develar y descubrir aunque sea un poco la magia que sucede tras bambalinas.

El vestidor

De Ronald Harwood

De miércoles a domingos, en el Paseo La Plaza, Corrientes 1660.

Nina

De Patricia Suárez

Lunes, a las 19.45.

Hasta Trilce, Maza 177.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?