Hindú volvió a ganarle al SIC en la última jugada, después de jugar 10 minutos adicionales

Try de Hindu Club
Try de Hindu Club Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Gonzalo Capozzolo
(0)
8 de septiembre de 2018  • 23:59

Hay victorias que unen equipos, forjan candidatos y, a la larga, cuando se analizan con el tiempo, erigen candidatos. El tiempo lo dirá pero no sorprendería si una de ellas fuera la de Hindú ante el SIC por la fecha 15 del Top 12 de la URBA . En San Isidro, el Elefante ganó por 27-21 y logró su sexta victoria consecutiva en el torneo, pero lo más destacable no fue el resultado; al fin de cuentas Hindú es casi siempre el favorito, sino la manera en que se consiguió. Acostumbrado a superar a sus rivales a través de sus backs, esta vez fueron los delanteros, tras un interminable final, los que llevaron la victoria para Don Torcuato.

"Fue eterna, pareció durar 20 minutos", explicó un extenuado Nicolás Guisasola sobre la última jugada del partido, que Hindú afrontó con dos jugadores menos, pues Mariano Viano y Augusto Bavaro habían sido amonestados. La percepción del segunda línea, aunque exagerada, no estaba tan errada. Es que el SIC contó con un scrum en pleno ataque, que se reseteó una y otra vez, hasta que Hindú terminó forzando un penal en su favor.

Todos los abrazos tenían el mismo destinatario: Leonardo Pesente. El pilar había entrado hacía apenas unos minutos para enderezar la formación y fue él quien finalmente ganó el penal. "Entré pensando en formar el mejor scrum que pudiera para ayudar al pack; son momentos que se disfrutan mucho", confesó Pesente después del partido. De pocas palabras y muy introvertido, el pilar elije el perfil bajo cuando le preguntan por esa jugada. Aunque debutó en 2006, comenzó a los 32 años a formar parte de la rotación.

Esta vez a Hindú le tocó sufrir por desajustes propios en un partido que, más allá del estrecho resultado, tenía dominado. Una de las mejores maneras de defender es manteniendo la posesión de la pelota. Pero Hindú es el campeón porque no cambia su ADN y no existe apremio que lo haga dejar de jugar y buscar un hueco para seguir atacando. Cuando el tiempo estaba casi cumplido, un pase abierto de Santiago Fernández no encontró un receptor y eso derivaría en la recuperación del SIC y el extenso sufrimiento del final.

Tal vez llame la atención por el momento en que se dio pero Hindú jugó de esa manera durante todo el partido. Ya lo había hecho en el primer tiempo cuando tuvo dos oportunidades de descontar, eligió el line y se terminó volviendo sin puntos. Lo mismo le pasó en el segundo, cuando pudo extender su ventaja y otra vez buscó el juego en la hilera. Es parte de su esencia. Además, tarde o temprano termina prevaleciendo. Al juego dinámico de Hindú se le contrapuso el estilo opuesto del SIC, que se organiza a partir de su defensa y del buen manejo de las formaciones fijas. Fue también por eso, por robarle al SIC un scrum en plena defensa, que le aportó todavía más épica a la victoria.

"Es una alegría doble ganar así, bancando un scrum 5 contra el SIC" destacó Fernández. El apertura, de gran trabajo, tuvo la oportunidad de cerrar el partido pero falló un penal factible sobre el final: "Si metía esa patada nos podríamos haber ido a nueve puntos así que lo que más destaco fue la defensa del final". El 10, como el resto de los tres cuartos, no pudo más que observar el desenlace. "Por suerte nuestro pack viene trabajando bien; los que entraron hicieron un gran trabajo", agregó.

No hubo revancha para el SIC. Incluso algunos jugadores se fueron de la cancha llorando. Por la ajustada derrota pero también porque todavía estaba fresco lo que pasó el 2 de junio, cuando Hindú le arrebató el triunfo en la última jugada. Aquella vez fue la precisión de Santiago Fernández la que determinó el 23-22 final para los de Don Torcuato. Esta vez fue todo el equipo el que defendió la victoria.

El clásico quedó una vez más para Hindú que, aunque no sacó el punto bonus y por eso cedió el liderazgo, está cada vez más cerca de las semifinales, una instancia que se aleja para el SIC, que sumó su segunda caída en cuatro encuentros, y no logra salir de la mitad de la tabla.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?