La explicación de Serena Williams por el escándalo de la final: "Sufrí una decisión sexista y lucho por la igualdad de las mujeres"

8 de septiembre de 2018  • 20:28

NUEVA YORK.- Serena Williams, que perdió este sábado una polémica final del US Open ante la japonesa Naomi Osaka luego de ser sancionada con un juego por llamar "ladrón" al juez de silla, tildó la decisión del arbitro portugués Carlos Ramos de "sexista".

"No sé si el umpire influyó en el partido, tampoco me puedo sentar acá y volver el tiempo atrás y no decirle ´ladrón', porque me sacó un game. He visto a otros hombres decir otras cosas a los jueces de silla. Estoy aquí luchando por los derechos de la mujer, por la igualdad de la mujer. Siento que, llamarle 'ladrón' y ser penalizada con la pérdida de un juego por ello es una decisión sexista. Nunca le ha quitado un juego a un hombre por llamarle 'ladrón'", señaló Williams en conferencia de prensa, luego de ser sancionada con la pérdida de un juego del segundo set (6-2, 5-3 en ese momento).

"Pero voy a continuar luchando por las mujeres y por nuestra igualdad (...) Siento que al tener que pasar por esto, será un ejemplo para la próxima persona que tenga sentimientos y quiera expresarlos y quiera ser una mujer fuerte. Ellas van a poder hacerlo por lo que ha pasado hoy. A lo mejor no ha funcionado para mí, pero lo hará para la próxima", sentenció visiblemente emocionada.

TEMAS EN ESTA NOTA