La ultraderecha busca dar el golpe en Suecia

elecciones. Según las encuestas, el partido Demócratas podría tener un fuerte ascenso ante la crisis de los grupos tradicionales
(0)
9 de septiembre de 2018  

ESTOCOLMO.- Las elecciones de hoy para la renovación del Parlamento sueco (Riksdag) son seguidas de cerca por Europa por el posible ascenso -según las encuestas- de la formación extremista de derecha Demócratas de Suecia (SD), en un país que históricamente mantuvo lejos a los líderes populistas.

Las últimas encuestas reflejan una crisis de los partidos tradicionales, empezando por los socialdemócratas del primer ministro, Stefan Löfven, y un crecimiento del SD, formación de derecha radical y con un discurso contra la inmigración.

Protagonistas de una campaña electoral muy centrada en la defensa de los valores tradicionales y de la protección social, el SD -conducido por Jimmie Akesson, de 39 años- marcó una agenda centrada en las críticas a la política migratoria del gobierno y los retrasos en los procesos de integración.

Jimmie Akesson, líder de demócratas de Suecia: en las elecciones generales de 2010, el SD llegó al Parlamento y Akesson encabezó la lista, conformada por 19 dirigentes. En 2014, el político, de 39 años, convirtió el partido en la tercera fuerza parlamentaria sueca
Jimmie Akesson, líder de demócratas de Suecia: en las elecciones generales de 2010, el SD llegó al Parlamento y Akesson encabezó la lista, conformada por 19 dirigentes. En 2014, el político, de 39 años, convirtió el partido en la tercera fuerza parlamentaria sueca Fuente: LA NACION

En 2015, Suecia recibió más de 160.000 inmigrantes, una cifra alta en un país que tiene poco más de 10 millones de habitantes, aunque en los años posteriores la cifra anual nunca superó las 25.000 personas. Pero el costo político se registró igual, si es verdad lo que revelan las encuestas sobre el incremento de las preferencias por el SD.

El partido antiinmigración fundado en 1988 por exmilitantes neonazis podría conseguir más del 20% de los votos, por detrás de los socialdemócratas de Löfven (con un 23% de los votos, según los sondeos), y se mantendría codo a codo con los conservadores, según las encuestas.

En caso de llegar al gobierno, el SD promete un referéndum para salir de la Unión Europea (un "Swexit") y asignar el dinero, actualmente destinado a la recepción migratoria, al sistema nacional de salud.

Algunos sondeos incluso arriesgaron que la ultraderecha sería el primer partido del país, lo cual sería un resultado histórico, después de 101 años de gobierno sin interrupción del Partido Socialdemócrata.

Aunque por ahora se trate de especulaciones, la posibilidad de tal escenario en un país famoso por la tolerancia y la hospitalidad significa una clara señal de cambio de época. Se trata también de una tendencia que parece afectar a todos los socialdemócratas de la región nórdica de Europa, donde pierden a sus votantes en medio de los cambios en la estructura de clases y el mercado laboral.

Sin embargo, es difícil que el SD llegue al gobierno, en la medida en que ningún partido parece dispuesto a formalizar alianzas con esa agrupación, debido a las pasadas proximidades con formaciones neonazis. Los más probable es que surja un gobierno minoritario, consecuencia inevitable de una Suecia polarizada como nunca antes, a pesar del crecimiento económico y la baja tasa de desempleo (6%).

Agencias ANSA y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?