Gallardo y una prueba fallida con la línea de 5 ante Talleres: River perdió 3-1

Los jugadores de Talleres rodean a Komar (tapado por Gandolfi), autor del 2-0 de Talleres
9 de septiembre de 2018  • 19:29

Un equipo alternativo de River la pasó mal en el amistoso ante Talleres y perdió 3-1, aunque jugó más de un tiempo con un futbolista menos por la expulsión de Lollo. Ya once vs. once el rendimiento había sido flojo. Los goles los marcaron Bustos, Komar y Valiente para el local; descontó el juvenil Julián Alvarez para el millonario. Ambos equipos aprovecharon el receso por la fecha FIFA para disputar un partido en Córdoba. Marcelo Gallardo utilizó la prueba para evaluar a jugadores que habitualmente no juegan como titulares, teniendo en cuenta el recambio que empezará a necesitar por la seguidilla de partidos que se le vienen desde la próxima semana, donde retomará la disputa de los tres frentes: Copa Argentina, Superliga y Copa Libertadores. Y el DT también, desde lo táctico, generó un ensayo con línea de 5 defensores: Jorge Moreira, Luciano Lollo, Kevin Sibille, Lucas Martínez Quarta y Nahuel Gallardo.

¿Cómo salió la prueba? River sufrió defensivamente. Primero porque la línea de volantes (Ferreira-Zuculini-De la Cruz) fue fácilmente superada por los mediocampistas y laterales de la T, y los tres delanteros llegaron casi sin oposición a pisar el área de Lux.

Las llegadas claras del equipo de Vojvoda fueron con un cabezazo de Komar (tras un córner desde la derecha de Pochettino); un centro de Ortíz desde la derecha que cabeceó Sosa desviado y un contraataque en donde Sosa dejó en el camino a Lollo y definió con un derechazo que dio en el palo izquierdo de Lux. Encima, el panorama defensivo del millonario se complicó más tras la expulsión de Lollo. A los 33 minutos del primer tiempo el árbitro Mastrángelo le mostró la tarjeta roja luego de una fuerte (y lejana) infracción sobre Pochettino.

Ahí, Gallardo pasó del dibujo 5-3-2 al 4-4-1, con la línea de fondo compuesta por Moreira, Sibille (el más ordenado de los defensores, tuvo un par de cruces buenos), Martínez Quarta y Gallardo. Pero el lateral izquierdo siguió sufriendo las gambetas del movedizo Ortíz, que dos minutos después de la roja de Lollo desbordó por la derecha y mandó el centro para la arremetida goleadora de Bustos para el 1-0 de Talleres.

En la segunda etapa, Talleres siguió teniendo el control del partido desde la línea de volantes. Y siguió atacando con mucho peligro las espaldas de Martínez Quarta y Gallardo, dos de los puntos más flojos de River. Por ese sector se filtró Pochettino con un remate cruzado que dio en el palo derecho de Lux; y en el rebote quien remató al travesaño fue Ian Escobar. También por allí se filtró Aldo Araujo (ingresó por Sosa) en el mano a mano que Lux le mandó al córner.

Y fueron tantas las situaciones de riesgo que Talleres le generó a River (12) que no sorprendió cuando llegó al 2-0: lo hizo Komar, tras el rebote de un córner de Soñora que había derivado en el quinto remate al palo del equipo de Vojvoda en el partido (cabezazo de Tengalia). El local terminó consiguiendo una diferencia más acorde al desarrollo en el descuento, con un contraataque que el juvenil Valiente selló tras otra atajada de Lux ante Escobar.

En ataque, River tampoco logró generar mucho. Contó con una chance muy favorable tras un taco de Mora que dejó mano a mano a De la Cruz con Caranta, pero en el duelo se impuso el arquero de Talleres. Pero los carrileros Moreira y Gallardo estuvieron más pendientes de controlar en su campo a los wines de Talleres (Ortíz y Bustos) que de pasar por sorpresa al campo rival. Una de las pocas veces que lo lograron generaron peligro, como Gallardo en la jugada de gol de De la Cruz. Y en el segundo tiempo se aproximó con un remate de Mayada tras un centro de De la Cruz. Hasta que una corajeada del N° 9 juvenil Julián Álvarez (ingresó por Mora) con un remate desde afuera del área le aportó el descuento. Pero, en líneas generales, el partido de River estuvo muy por debajo de lo que había proyectado Gallardo.