La Iglesia promete que dará respuestas rápidas a cada situación de abuso

Lo anunció el arzobispo de Boston, Sean O'Malley, a cargo de la Comisión para la Protección de Menores
Elisabetta Piqué
(0)
10 de septiembre de 2018  

ROMA.- "Llevar la voz de las víctimas a los vértices de la Iglesia es crucial para hacerles entender a todos lo importante que es para la Iglesia dar respuestas de manera rápida y correcta a cada situación de abuso, en cualquier momento que se manifieste".

Estas palabras contundentes fueron dichas ayer por el cardenal estadounidense Sean O'Malley, arzobispo de Boston, al final de la novena reunión plenaria de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores (PCPM), que tuvo lugar en Roma este fin de semana.

O'Malley, que preside la PCPM -creada por Francisco en marzo de 2014 para proponer las iniciativas más oportunas para la protección de todos los menores y adultos vulnerables-, no mencionó el Viganògate. Pero aludió al escándalo que provocó, que se sumó a un espantoso informe sobre abusos salido a la luz en Pensilvania, que reveló que al menos 1000 chicos fueron víctimas de abusos sexuales por parte de unos 300 sacerdotes en los últimos 70 años y que decenas de obispos no hicieron nada para proteger a las víctimas y castigar a los culpables. "Los recientes eventos en la Iglesia han focalizado la atención de todos nosotros sobre la necesidad urgente de una respuesta clara de parte de la Iglesia sobre los abusos sexuales de menores", aseguró, en una entrevista con Vatican News, el portal del Vaticano.

"A la luz de la situación actual, si la Iglesia se demuestra incapaz de responder con todo el corazón y de hacer de este tema una prioridad, todas nuestras otras actividades de evangelización, obras de caridad y de educación quedarán resentidas. Esta debe ser la prioridad sobre la que debemos concentrarnos ahora", sentenció.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios