Con 150.000 visitas, Masticar rompió sus propios récords

Ayer, gran afluencia en la feria Masticar Fuente: LA NACION Crédito: Fernando Massobrio

En su octava edición, la feria convocó a más público que nunca en Colegiales

10 de septiembre de 2018  

Con una estimación de 150.000 asistentes cerró ayer la feria de comidas Masticar , que tras ocho ediciones ya se convirtió en un clásico del calendario gastronómico porteño.

Desde el jueves al mediodía y hasta anoche, según los organizadores, las personas recorrieron los puestos distribuidos en el predio El Dorrego y sus adyacencias, en el barrio de Colegiales.

Fueron un 15% más de los 130.000 que pasaron por cada una de las dos ediciones del año pasado. Y un 200% más de los participantes de la primera puesta, allá por 2012. El éxito de esta nueva convocatoria fue favorecido por el buen tiempo del fin de semana y por las propuestas incorporadas a Masticar.

Este año, como informó LA NACION en ediciones previas, por primera vez se invitó a un país a participar de la feria: Perú. Su cocina y sus productos típicos se replicaron en los puestos de conocidos restaurantes y en stands. Protagonizaron también muchas de las charlas y talleres que se dictaron en la feria. La elección no fue casual; se estima que ya hay más de 250 restaurantes peruanos en Buenos Aires.

Organizada por la Asociación de Cocineros y Empresarios Ligados a la Gastronomía (Acelga), Masticar cuenta con el apoyo institucional de BA Capital Gastronómica, un programa del gobierno porteño que buscar impulsar a Buenos Aires como la capital del rubro en América Latina. Con el objetivo de posicionar a la ciudad como lugar de encuentro de familias y amigos alrededor de la mesa para comer, el jueves pudieron ingresar gratis a la feria 10.000 vecinos.

Durante todo el fin de semana, hubo colas de hasta dos cuadras para probar los platos más buscados, tras su promoción en Instagram: el chori de El Pobre Luis, el lomo a caballo de Los Petersen, el cebiche de La Mar, el hummus de Tujes, el mbeju de Narda Lepes y el caldo de gallina de Tegui.

TEMAS EN ESTA NOTA