Massa juega a marcarle la cancha a Macri, pero sin obstruir

El líder del Frente Renovador impulsa cambios en los recortes del Gobierno y fijó condiciones para apoyar el presupuesto
El líder del Frente Renovador impulsa cambios en los recortes del Gobierno y fijó condiciones para apoyar el presupuesto Fuente: Archivo
Marcelo Veneranda
(0)
10 de septiembre de 2018  

"Cuando tu rival se equivoca, no lo interrumpas. ¿Para qué te vas a parar en el medio? Eso sí, hay que marcarle la cancha", fue uno de los mensajes que Sergio Massa dejó sobre la mesa del Consejo Federal de Inversiones (CFI), el martes pasado, ante ocho de los gobernadores del PJ más enfrentados con la Casa Rosada. "Este es un momento para que todos, con responsabilidad pero con firmeza, cuidemos a la gente y le demos al Gobierno las herramientas que necesita para gobernar", dijo al salir, frente a las cámaras.

Traducido: los diputados que responden al Frente Renovador terminarán convalidando el presupuesto 2019 que necesita el Gobierno. Con votos, abstenciones o ausencias. Pero, en el medio, irán planteando condiciones para atemperar el ajuste que impulsa Mauricio Macri , de la mano de propuestas alternativas que, en lo posible, expongan las contradicciones del oficialismo. Apoyos de doble filo.

Una es la propuesta que los gobernadores ya hicieron propia y que la Casa Rosada parece haber incorporado: una alícuota del 1% de Bienes Personales a quienes tienen activos en el exterior o bienes por más de US$5 millones. La iniciativa busca ayudar al Gobierno a sumar recursos para reducir el déficit, pero, para el massismo, también le recuerda a la clase media que Mauricio Macri se había "olvidado" de esos contribuyentes.

"Siempre le toca pagar al que labura, al que produce, al que invierte. Sería muy importante que la Argentina avance en cobrarles Bienes Personales a los que tienen guita afuera. Hay 80.000 millones de dólares en efectivo y en fondos de inversión de argentinos en el exterior, que pagando el 1% de impuestos resolverían el problema de impuestos de la mayoría de las pymes y las economías regionales", sostuvo Massa en las puertas del CFI.

Luego de nueve meses en los que apenas rompió el silencio, Massa comenzará a tener breves intervenciones públicas. Además de un mensaje a la clase media, su bloque de diputados jugará sus fichas para derogar el recorte de asignaciones familiares decidido por el Gobierno. Mientras la jefa de la bancada del Frente Renovador, Graciela Camaño, encabeza esa misión, Massa visitará hoy una pyme en General Mansilla, partido de Magdalena.

Este fin de semana o el próximo podría ir a La Rioja. "Una semana de política, una de territorio", resumen en las oficinas de Massa.

Pese al bajo perfil, Massa sostiene que los últimos seis meses fueron de los más intensos: estudio, trabajo con sus equipos y reuniones políticas que rara vez trascienden, en parte, porque necesita recuperar la confianza de los peronistas que lo reciben.

Les repite a los gobernadores e intendentes que él está dispuesto a construir con ellos, pero que ellos deben defender el presupuesto de sus distritos. Coordina tareas con Miguel Ángel Pichetto . Se reúne con Florencio Randazzo. Habla con el salteño Juan Manuel Urtubey. Asiste al chubutense Mariano Arcioni. Se encuentra con Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.

Fuera del radar

Aunque empiece a asomarse, no piensa cambiar esa rutina que lo mantiene el grueso del tiempo fuera del radar. "El Gobierno está buscando todo el tiempo alguien en quien descargar culpas. ¿Para qué me voy a parar en el medio? El Gobierno tiene que gobernar, que dar respuestas. Hace más de 1000 días que entraron, ganaron la elección intermedia, no tienen más excusas. Macri está frente al espejo. Nosotros no existimos", dice Massa.

Lo que se viene, entiende, no son meses de campaña, sino tiempos muy complicados para las clases medias y bajas, jubilados y trabajadores. Particularmente octubre y noviembre, cuando la última suba del dólar impacte en los precios de alimentos, combustibles y servicios. Cree que se sumará una nueva ola de suspensiones y despidos, por el corte de la cadena de pago.

Para el Frente Renovador, será tiempo de mostrar propuestas y alternativas al Gobierno. Para Massa, de seguir regenerando puentes con el peronismo y el progresismo. Recién en marzo, cree, llegará el tiempo de decidir si lo hecho alcanza para una nueva candidatura.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.