Mario Rovella: "Conocí al señor Clarens personalmente"

El fundador de la constructora Rovella Carranza negó cualquier pago de sobornos; reconoce encuentros con el financista de los Kirchner
El fundador de la constructora Rovella Carranza negó cualquier pago de sobornos; reconoce encuentros con el financista de los Kirchner
Hugo Alconada Mon
(0)
10 de septiembre de 2018  

Célebre por su bajo perfil, Mario Rovella decidió romper el silencio. Su empresa Rovella Carranza se encaramó entre las constructoras más importantes del país, pero pocos conocen su rostro. Ahora decidió salir al ruedo, en el contexto de los avances judiciales en la causa. Confirma que conoce al financista "arrepentido" Ernesto Clarens y al exmandamás de Vialidad Sandro Férgola, a quienes ya había definido anteriomente como sus "interlocutores por el lado del gobierno" kirchnerista, pero niega cualquier ilicitud propia o de la compañía cuyas riendas soltó hace cuatro años.

-¿La empresa le pagó sobornos al gobierno anterior a través de Ernesto Clarens?

-La empresa Rovella Carranza trabajó y trabaja siempre dentro de la ley. Personalmente, como Mario Rovella, empresario, conocí al señor Clarens.

-¿Tuvo algún vínculo con la constructora Gotti Hermanos?

-A partir de febrero de 2013, por medio de una empresa en la que fui accionista, Temis, tuve desde ese momento parte del control de Gotti. Antes de esa fecha no tuve nada que ver con Gotti Hermanos.

-¿Mantuvo alguna reunión con los señores Clarens o los abogados Horacio Díaz Sieiro y Eduardo Roca para debatir sobre un problema tributario de Gotti Hermanos, en particular, de Ingresos Brutos?

-Nunca tuve una reunión con esas tres personas simultáneamente. Conozco personalmente a los tres; a dos de ellos, por la actividad que desarrollaba, y a uno, Roca, lo conocí en un evento.

-¿Hay o hubo algún vínculo societario entre la empresa Rovella y José López o Férgola?

-Jamás tuve algún tipo de relación societaria con López o con Férgola. Tampoco la empresa que fundé, y que no conduzco desde hace 4 años, Rovella Carranza, tuvo alguna relación societaria con ellos. Como aclaré hace ya dos años, a modo de ejemplificar lo absurdo que sería pretender vincularme con López, nunca gané una licitación en Santa Cruz durante el gobierno kirchnerista. Mi empresa trabajó en numerosas provincias del país y está radicada su sede central en San Luis. En esas curiosidades que tiene la política, mi empresa no resultaba bienvenida en el mundo kirchnerista. Tal vez por eso cuando terminó el gobierno de Cristina Kirchner me debían más de 50 millones de dólares por obras realizadas y entregadas, que recién pudimos cobrar con el gobierno actual.

-¿Y Férgola?

-Estuvo en mis oficinas en algunas ocasiones durante los años 2014 y 2015. Los motivos de esas visitas estaban relacionados con la explotación agropecuaria que tengo en San Luis. Férgola había comprado un campo en la zona y quería arrendarme una máquina desmontadora y de rolado para pasturas. Yo adquirí algunas cabezas de ganado en su establecimiento. Fuera de esas situaciones comerciales, no tuve ninguna relación societaria ni profesional con él.

-¿Férgola se reunió con empresarios en alguna oficina de Rovella?

-Jamás Férgola se reunió en las oficinas de mi empresa con otros colegas de la construcción.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios