El tenis argentino debe aprovechar el histórico impulso de Juan Martín del Potro

José Luis Domínguez
(0)
9 de septiembre de 2018  • 23:59

NUEVA YORK.- Hace ya un buen rato que Juan Martín del Potro marca el pulso del tenis argentino. Tras el apagón de la Legión, el tandilense se convirtió en el referente del deporte de las raquetas en nuestro país. Una situación que quedó reflejada cuando las lesiones -sobre todo tras las últimas dos operaciones- lo dejaron bastante tiempo al margen del circuito y no surgió otra figura de semejante calibre para ocupar ese espacio.

Como otras disciplinas, el tenis se movió en nuestro país al ritmo de las grandes figuras. Dejó de ser un espacio de élite para saltar a la popularidad en los setenta, al influjo de los éxitos de Guillermo Vilas, que lo convirtió en un deporte de masas y generó una industria donde no había nada. Años después, Gabriela Sabatini impulsó a miles de mujeres a desembarcar en el universo de las raquetas; tras su retiro se vio un declive pronunciado. En el nuevo milenio, fue la Legión, con un grupo heterogéneo de figuras, la que le dio un nuevo auge. De uno u otro modo, siempre fue necesaria la aparición de un jugador de gran nivel, entre los mejores del mundo, para impulsar la maquinaria.

En su momento, aquel triunfo de Del Potro en el US Open 2009 significó un buen modelo para muchos jóvenes. Luego hubo situaciones positivas que no fueron aprovechadas; la conquista de la Copa Davis era una corriente favorable que se dejó pasar. Sería bueno que lo hecho por el tandilense en Nueva York, pero también todo lo que ha logrado a lo largo de este año, pueda ayudar al futuro del tenis argentino.

Al respecto, Del Potro fue claro aquí: "Somos un país en el que deberíamos aprovechar esas situaciones. Hace varios años insistí para que la Argentina tenga un Centro Nacional de Alto Rendimiento para que los chicos del interior tengan un lugar para dormir, comer, entrenarse y contar con las facilidades que merecen. Ojalá que se apunte a eso y no sólo a la Copa Davis o a un torneo en particular. Cuando estoy en la Argentina trato de aportar llamando a algún junior o un chico nuevo para entrenar, charlar, compartir ideas. En cuanto a la nueva conducción de la Asociación, le manifesté a [Agustín] Calleri que les deseo lo mejor. Yo trato de aportar desde mi lugar". Se sabe que el tandilense le cerró la puerta a la Copa Davis después de Zagreb. Le tocará a la nueva gestión de la AAT la forma de capitalizar esta actuación histórica y revitalizar el deporte; si encuentra el camino para hacerlo junto a Del Potro, se estará ante una gran oportunidad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.