Las aventuras de los "Gauchos del Mar", los hermanos que surfean para filmar el mundo

Los hermanos Azulay, los Gauchos del Mar
Los hermanos Azulay, los Gauchos del Mar
Tomás Luiggi Arias
(0)
12 de septiembre de 2018  • 15:05

Joaquín y Julián Azulay surfean desde muy chicos: su padre fue uno de los pioneros en la especialidad en la Argentina allá por 1963. Al principio, cuando tenían casi 7 años, barrenaban en familia durante los veranos que pasaban en Mar del Plata o en Brasil. A los 9 años y de a poco, comenzaron a surfear. Se criaron mirando filmes y revistas de surfing hasta que se vieron capaces de hacer este sueño realidad; tenían la edad y el tiempo suficiente para aventurarse a la ruta. Un día emprendieron juntos el proyecto de hacer un viaje por toda América.

Julián tiene 32 años, es arquitecto y estudió en la UBA. Estuvo trabajando en estudios de arquitectura en Buenos Aires, después para su hermano mayor en California y a partir de los 23 se dedicó a las producciones audiovisuales. Joaquín es menor que Julián. Tiene 31 años y estudió Administración de empresas también en la UBA. También jugó al fútbol en Chacarita, y llegó a Primera. Luego fue a jugar a Cádiz de España. Ahorró un dinero y se volvió para terminar la carrera. Con ese dinero pudo comenzar el primer viaje.

Los hermanos Azulay, los Gauchos del Mar
Los hermanos Azulay, los Gauchos del Mar

"Estábamos trabajando en California para nuestro hermano mayor y de repente se dio todo, fue eso, decir 'quiero hacer algo, lo voy a lograr de alguna manera'. Salimos de surfear en Manhattan beach, que es una playa ahí cerca de Los Ángeles y Julián me dijo 'voy a comprar una camioneta y me voy manejando hasta casa'. No dudé ni medio segundo y le respondí 'voy con vos'. Así empezó todo lo que es el sueño de Gauchos del Mar", cuenta Joaquín, mejor conocido como Quino.

Todo empezó en 2010. Hace casi 8 años que ellos, hermanos unidos por una pasión compartida, recorren países y viajan para poder hacer lo que más les gusta y disfrutan: surfear. Pero ya no se trata solamente de eso, ellos le encontraron el sabor a conocer nuevas costumbres, culturas y gente.

Los "Gauchos del Mar"

La primera película, "Gauchos del Mar", fue realizada a lo largo del océano pacifico americano, desde California hasta el sur de Chile y hasta Buenos Aires. El nombre que los marcaría de ahí en adelante surgió gracias a Mateo, un estadounidense al que conocieron durante el primer viaje, cuando pasaron por baja California. La idea de Joaquín y de Julián era crear un blog de viajeros y le consultaron a Mateo si se le ocurría un nombre para ponerle a ese proyecto. Al cabo de 3 días y habiendo forjado una intensa amistad con estos extranjeros en su país, Mateo les dijo que debían llamarse Gauchos del Mar: "Son argentinos que están todo el día surfeando y tomando mate" resumió Mateo. Luego, la idea del blog quedó atrás y se convirtió en película.

El segundo filme, "Tierra de Patagones", se rodó en Argentina y Chile, recorriendo la Patagonia hasta embarcarse en el Mago del Sur, un velero que los llevó desde Ushuaia hasta la isla de los Estados.

La tercera realización fue Península Mitre. Quino recuerda una anécdota inolvidable acerca de esta travesía junto a su hermano: "Caminamos 53 días por la punta más al este de Tierra del Fuego con el objetivo de hacer una película. Documentar un área desconocida, encontrar buenas olas y ayudar con el mensaje de conservación del área, que en teoría está avanzando". Ellos tienen una misión al margen de mejorar su calidad y nivel de surf: al encontrarse con las problemáticas de las zonas geográficas que visitan, llevan el surf como ejercicio de sanación y concientización sobre la naturaleza.

Los hermanos Azulay, los Gauchos del Mar
Los hermanos Azulay, los Gauchos del Mar

Ellos nunca se imaginaron las nominaciones que iban a obtener a través de hacer estos filmes. Más de 40 premios ganados en los festivales de Francia, Portugal, Alemania, España, Estados Unidos, Australia, Argentina, Chile y Brasil.

Los hermanos Azulay, entre mates y trajes de neoprene, van dando una vuelta al mundo entero, y ahora está en el continente africano. Joaquín contó cómo se encuentran hoy: "Estamos filmando una serie para Brasil desde África. Ya se estrenó la primera temporada y vamos por la segunda. Por otro lado estuvimos dos meses viviendo en las Malvinas en donde hicimos un proyecto con el surf que se va a estrenar posiblemente en noviembre. Además también hacemos otra película de "Gauchos"."

"En África nos sorprendimos con lo amable que es la gente acá. Uno siempre escucha rumores pero no sabíamos lo bien que nos recibirían o lo generosa que es la población en este lugar. Te comparten todo", contó Quino. "Hemos atravesado enfermedades, complicaciones con las visas para viajar, problemas en los caminos. pasa de todo en este continente. Todavía está en vías de desarrollo con todo lo que eso implica. Es todo más lento, todo es más difícil, sin embargo, es increíble en el buen sentido. África nos ha enseñado mucho", dice Julián.

-Han atravesado varios peligros durante los viajes, momentos de riesgo, ¿Se te viene a la mente alguna anécdota?

-Sí, tal vez lo más duro de África fue haber estado 43 días atrapados en Nigeria cuando llegamos a la frontera con Camerún. Había una guerra civil de la que no mucha gente se enteró. Los medios la mantuvieron un poco tapada. Cortaron internet y las comunicaciones de Camerún, entonces no se sabía muy bien lo que sucedía allí. Camerún está partido en dos, el angloparlante y el francoparlante. La angloparlante quería independizarse del sector francoparlante que es donde están todos los recursos del país. Hubo una masacre... Todo lo que implica una guerra civil en África, y poco se supo, pero esa frontera estaba cerrada. El grupo se quedó en Calabar durante 43 días, 35 de ellos viviendo por protección en una iglesia.

Los hermanos Azulay, los Gauchos del Mar
Los hermanos Azulay, los Gauchos del Mar

Y continuó: "No podíamos subir por Nigeria hacia el norte para llegar a Gabón, porque en el norte de Nigeria está Boko Haram (grupo terrorista fundamentalista islámico activo en Nigeria y otros países); dicen que allí si ven un hombre blanco lo secuestran o lo matan. Entonces esa no era una opción, por lo tanto, terminamos negociando nuestra retirada en un puerto bastante complicado para subir el camión a un barco. Después de 35 días, logramos eso y empezó otra complicación que fue la del barco. Éste casi se hunde. El viaje iba a durar 18 horas y duró 48. Sacaban el agua que le entró al barco con bombas; sufrimos mucho estrés. Fueron muchas experiencias nuevas y mucho control mental para resolver estas cuestiones y obstáculos constantemente. Eso fue África. Muy intenso".

-Siguen en África. ¿Cuál es el motivo de Gauchos del Mar y qué es lo más y menos gratificante de vivir de viaje?

-El motivo principal por el que salimos a recorrer el mundo fue salir a cumplir un sueño. Ese primer viaje fue un sueño. y un proyecto nos fue llevando al otro. África va a ser el segundo proyecto, pero nos dimos cuenta de que no conocíamos nada nuestra costa, tenemos 3.500 kilómetros más o menos de Buenos Aires a Ushuaia y no conocíamos casi nada, sólo hasta Mar del Plata y Necochea. No sabíamos qué había hacia el sur y la Patagonia, así que decidimos conocer nuestro país.

Y cerró: "Después surgió el proyecto Península Mitre y finalmente el de África, Malvinas, y de vuelta África. Un proyecto fue desencadenando en el otro y fue siempre animarnos a cumplir un sueño que podría convertirse en nuestro estilo de vida: poder vivir de los viajes, haciendo las películas".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.