Corralito, saqueos y la "renuncia" de Macri: qué hace el Gobierno para combatir las noticias falsas

Atento a la actividad en las redes, el macrismo apunta al kirchnerismo por la reciente difusión de fake news y prevé que la estrategia se intensificará a medida que se acerquen las elecciones
Atento a la actividad en las redes, el macrismo apunta al kirchnerismo por la reciente difusión de fake news y prevé que la estrategia se intensificará a medida que se acerquen las elecciones
Alan Soria Guadalupe
(0)
10 de septiembre de 2018  • 13:00

La situación económica incorporó un protagonista inesperado: las noticias falsas. Tomaron más relevancia durante las últimas semanas, cuando se difundieron en las redes sociales a la par de la profundización de la crisis cambiaria. Fueron "noticias" que dieron por cierto desde una renuncia inminente del presidente Mauricio Macri hasta el regreso del corralito y del cepo al dólar.

El macrismo sigue de cerca el avance de las fake news, apunta al kirchnerismo como impulsor de la mayoría de las que circulan ahora por la red y admite que a medida que se instale la campaña electoral, el fenómeno se intensificará.

Sin embargo, Pro no desarrollará una respuesta específica, al menos a través de los canales oficiales, que haga de contrapeso a la difusión de información falsa. En su lugar, afirman en el equipo digital del partido que lidera Macri, el espacio no reaccionará ante cada una de las noticias falsas y se apegará a la estrategia ya establecida para impulsar su propia agenda de mensajes por segmentación (distribuidos de acuerdo a la demografía y comportamiento digital de los usuarios).

"Lo mejor es esperar, dejar que difundan lo que quieran y después decir que es mentira. El efecto de la desmentida es devastador para el que difundió la noticia falsa", dijo a LA NACION un hombre de Pro conocedor del manejo digital de la comunicación del macrismo.

Los silencios que hizo el Presidente durante el discurso de la semana pasada fueron editados en un mismo video, al que se hizo pasar como un ensayo de Macri para mostrarse compungido.

2:05
Video

Al momento de contestar la pregunta, la misma fuente mencionó con cierta indignación una de las últimas fake news difundida en las redes y que estaba generando un alto número de reproducciones: un video sobre los silencios de Macri durante el extenso discurso que brindó desde la Casa Rosada el lunes pasado. Quienes lo compartían aseguraban que las imágenes pertenecían a un supuesto ensayo del Presidente antes de grabar su mensaje para mostrarse compungido y preocupado, cuando en realidad se trató de una edición del discurso completo, del que se extrajeron y compaginaron los silencios en un mismo video.

"No es un tema al que le estemos poniendo un foco especial por ahora, pero sabemos que está y lo miramos. Nosotros vamos a seguir con el contacto directo con la gente y lo que le importa, que no son estas discusiones", agregaron en Pro.

El video editado del Presidente se sumó a otras expresiones como la difundida por el dirigente piquetero Luis D'Elía y el periodista Diego Brancatelli , entre otros, quienes casi con las mismas palabras escribieron en Twitter que una fuente en un banco les había asegurado que no se iban a poder retirar los depósitos.

La similitud en la redacción de ambos mensajes fue señalada por numerosos usuarios de la red social, donde el contenido fue finalmente ridiculizado.

La exdiputada nacional Juliana di Tullio (Frente para la Victoria) también tuvo su rol, al compartir una supuesta mala interpretación de un comunicado del Ministerio de Hacienda en el que la cartera anunciaba la discontinuación de la subasta diaria de divisas. "Hola, no podés comprar dólares", tuiteó Di Tullio, recordando el cepo al dólar impuesto durante el gobierno de Cristina Kirchner . Su mensaje se compartió casi 1300 veces y fue tendencia en la red social.

Un número similar de reproducciones tuvo, por su parte, el mensaje de D´Elía asegurando que el Gobierno había iniciado conversaciones con la oposición porque Macri renunciaría en "60 días".

Sin embargo, los mensajes contra el macrismo no son los únicos que se difunden en las redes. También se conoció un supuesto recibo de sueldo del diputado nacional Máximo Kirchner en el que se detallaban ingresos por $552.000. La imagen era falsa.

En este último caso, los groseros errores de ortografía en la imagen atentaron contra la veracidad de la información, pero el chequeo de los datos difundidos no siempre es sencillo, más aún cuando decenas de usuarios kirchneristas y macristas difunden como una verdad absoluta la información que creen beneficiosa.

Un esfuerzo por reforzar el control

El fenómeno de las fake news tuvo su mayor exposición durante la campaña presidencial de Estados Unidos en 2016, que erigió como ganador a Donald Trump frente a Hillary Clinton . La ola de artículos con información imprecisa durante la carrera electoral tomó por sorpresa a políticos, académicos y empresarios, que hasta llegaron a calificar de "arma" al flujo de información destinado a distraer la atención.

Así lo indicó el miércoles último el director general de Twitter, Jack Dorsey, quien, junto a autoridades de Facebook, se comprometió ante el Senado norteamericano a redoblar los esfuerzos en sus plataformas para evitar la proliferación de cuentas apócrifas y la desinformación, particularmente en las próximas semanas, que serán la previa a las elecciones de medio término de noviembre.

"No estamos orgullosos de cómo se ha usado como arma el intercambio libre y abierto y se ha ultilizado para distraer y dividir personas y a nuestra nación. Nos hemos encontrado sin preparación", dijo Dorsey ante la Comisión de Inteligencia, durante una nueva audiencia sobre la influencia extranjera en internet y las noticias falsas.

Por su parte, Sheryl Sandberg, la segunda de Mark Zuckerberg en Facebook, aseguró que la plataforma está abocada a minimizar el nivel de difusión de noticias falsas a través de equipos tercerizados dedicados a constatar la información.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.