Chicho Serna confesó que estudiaba a los rivales para saber dónde pegarles

Chicho Serna confesó que estudiaba a los rivales para saber dónde pegarles

2:19
Video
(0)
10 de septiembre de 2018  • 13:57

Chicho Serna, quien brilló en el exitoso Boca Juniors de Carlos Bianchi, contó que en aquella época estudiaba a los rivales para pegarles. El volante colombiano confesó que incluso investigaba cuáles eran sus lesiones para sacar ventaja y precisó que lo hacía especialmente en los superclásicos. Pablo Aimar ; una de sus principales víctimas.

"Yo sabía que Aimar tenía un tobillo, no sé si lesionado, tocado. Hasta lo investigué por televisión para tener la certeza de que era él. No podía perder en una patada. En un clásico no podés regalar nada", reconoció el ex mediocampista de la selección colombiana, el sábado último en el programa Podemos Hablar (Telefé, sábados, 22 hs).

"Él se vendó el tobillo por fuera, pero el que tenía lastimado era el otro. Lo saludé, lo felicité, le dije que era un crack porque era cierto, era un crack. Me agaché y le toqué la que tenía vendada. Y le dije que se quedara tranquilo. 'Te voy a pegar en la buena'. Y en el partido le di un toquecito", agregó Serna.

Ante la sorpresa del resto de los invitados al ciclo conducido por Andy Kusnetzoff , Serna se justificó: "Me tocaba hacer el juego sucio... Era la manera que tenía de protegerme. Si no iba a pasar el ridículo. A mí me tarjeteaban mucho. En los primeros tres o cinco minutos me ganaba una amarilla, pero ya sabía que con esa amarilla yo me iba a manejar".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.