Por una protesta de transportistas autoconvocados, bajó 61% el ingreso de camiones a los puertos rosarinos

La semana pasada, una protesta de la CGT San Lorenzo y otras organizaciones también afecto el movimiento en los puertos Crédito: Archivo/Marcelo Manera
10 de septiembre de 2018  • 13:29

ROSARIO.- Un grupo de transportistas autoconvocados bloqueó esta mañana hasta el mediodía los ingresos a las terminales portuarias del complejo agroindustrial del Gran Rosario, desde donde se exporta el 85 por ciento de los productos agropecuarios y derivados, como aceite y harina que produce la Argentina.

La protesta afectó el ingreso de las cargas, que este lunes se redujeron un 61 por ciento al entrar a los puertos 1200 vehículos de carga. Para esta fecha, en 2017 el flujo de camiones fue de 3124 fletes.

La semana pasada, un paro de la CGT San Lorenzo afectó el ingreso de los camiones a las terminales portuarias y provocó una merma importante de la descarga de granos en los puertos. Según el registro de la Bolsa de Comercio, la semana última ingresó un 25 por ciento menos de camiones a los puertos. Este lunes se sumaron una serie de piquetes de transportistas que reclaman un aumento en la tarifa de los fletes por el incremento del gasoil y los peajes.

Una de las protestas se centró en el camino de La Paloma, en Timbúes, donde un grupo de unos 30 transportistas quemaron neumáticos y troncos en medio de la ruta. Esa ruta conduce a los puertos de Dreyfus, Cofco y Renova.

Desde la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), señalaron a LA NACION que la actividad en el complejo agroindustrial estuvo paralizada casi toda la mañana. Los transportistas son contratados por los productores y los acopios, que son los que envían los granos a las terminales para ser exportados.

Los transportistas realizaron esta protesta luego de que el viernes pasado el Ministerio de Transporte homologara un incremento del 18 por ciento de la tarifa de referencia para el flete de cereales, oleaginosas y derivados. Este aumento se definió tras un estudio de costos con datos desde febrero hasta julio inclusive, por lo que la nueva tarifa pasó a ser un nuevo piso a partir del cual los transportistas podrán cobrar por los fletes.

Pero la decisión, que fue oficializada a través de la Disposición 47/2018 de la Subsecretaría de Transporte Automotor del Ministerio de Transporte de la Nación, publicada el viernes en el Boletín Oficial, no calmó el reclamo de un sector de los transportistas. A causa de la sequía, según manifestaron los autoconvocados, tuvieron durante la última campaña un millón de viajes menos que en 2017.

TEMAS EN ESTA NOTA