Copa Davis en San Juan: las primeras pinceladas de una nueva etapa en la Argentina

Entrenamiento del equipo argentino en San Juan Fuente: LA NACION Crédito: Sergio Llamera AAT
10 de septiembre de 2018  • 23:59

San Juan fue, en abril pasado, el escenario donde finalizó la tarea de Daniel Orsanic , el hombre que consiguió ganar la Copa Davis como capitán en el histórico 2016. Aquel triunfo 3-2 ante Chile, en el estadio Aldo Cantoni, le permitió a la Argentina clasificarse para los play-off del Grupo Mundial (desde este viernes, frente a Colombia, sobre polvo de ladrillo). La misma ciudad será la plaza donde se iniciará una nueva etapa en el equipo, con un triunvirato de capitanes ( Gastón Gaudio , Guillermo Coria y Guillermo Cañas , más la colaboración de Gustavo Marcaccio) y una conducción que asumió en mayo pasado en la Asociación Argentina de Tenis.

Con la aprobación del nuevo formato de la Copa Davis para 2019, en el congreso de la ITF en agosto pasado, la Argentina competirá en la elite el año próximo gane o pierda ante los cafeteros. Si el equipo nacional triunfa, accederá a la primera rueda de la nueva competencia en febrero próximo siendo preclasificado y, si pierde, ingresará de todos modos pero como uno de los tres países de la región mejor ubicados en el ranking de la ITF. Esta modificación, más la presencia en San Juan de un rival diezmado (Colombia, que ya no era el favorito, tampoco presentará a sus mejores valores, los doblistas Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, por lesión de este último), le quitaron un poco de pimienta a la serie.

"Volver a representar al país, más allá de lo que significa la serie contra Colombia y lo que hay en juego, es positivo. Para nosotros, los jugadores, es venir a vestir la camiseta de la Argentina sin pensar lo que se juega. Es muy lindo. La pasamos muy bien la serie pasada acá en San Juan contra Chile. Hay cosas nuevas dentro del equipo, como tener tres capitanes, de quienes tenemos mucho que aprender. Son cosas que sirven mucho para el tenis", expresó Diego Schwartzman , el mejor rankeado de la serie (el Peque es el 14 del mundo).

El equipo argentino presenta el regreso de Horacio Zeballos , que no actúa en la competencia desde el repechaje ante Israel, en Sunrise, en septiembre de 2014. "Tenía muchas ganas de volver. Estaba emocionado, con ganas de jugar un montón, en el primer entrenamiento lo hicimos casi dos horas y 40 minutos, y quería seguir. Crecí viendo a estos grandes jugadores por la tele (en referencia a los nuevos capitanes), entonces es un orgullo compartir varias horas al día con ellos", dijo Zeballos, luego del primer ensayo de la semana, junto con Máximo González, con quien formará la pareja de dobles.

El segundo singlista argentino será Guido Pella , que desde que debutó en la competencia en marzo de 2016 ante Polonia, nunca faltó. "Es la primera serie que me toca y que en los papeles previos somos superiores. Pero también ha pasado en series que era casi imposible ganar y lo hicimos. Eso nos ha dejado una enseñanza de que no importa el ranking, no importa la circunstancia, hay que tomar a todos los equipos y rivales con mucho respeto", apuntó el zurdo bahiense.

El sábado pasado, al llegar a San Juan, los integrantes del cuerpo técnico albiceleste probaron las condiciones de la cancha. Y allí se produjo un hecho significativo: Gaudio y Coria pelotearon por primera vez desde la final de Roland Garros 2004 ganada por el Gato. ¿Cómo se sintieron? "Fue una sensación diferente. Bastante flojo el nivel después de 14 años. Nos agitamos un poquito más", dijo Coria. "Estamos muy contentos de haber jugado, al menos, diez minutos antes de que vinieran los chicos y volver a sentir la sensación de jugar una Copa Davis, pero desde otro lado", aportó Gaudio.

Colombia tendrá a dos debutantes: Nicolás Mejía (18 años; número 6 de juniors) y Alejandro Gómez (27; 530º de single y 312º de dobles). El plantel capitaneado por Pablo González lo completan Santiago Giraldo (30; 410º), Daniel Galán (22; 209º) y Cristian Rodríguez (28; 501º).