Los dos acuerdos elementales que busca el Gobierno para superar la crisis

10 de septiembre de 2018  • 21:22

A continuación, los principales conceptos:

  • La reunión de Mauricio Macri con los gobernadores es muy importante para la suerte del presupuesto 2019, pero no decisiva para su aprobación, que se resuelve en el Congreso.
  • Antes de la reunión, los gobernadores se reunirán en el Consejo Federal de Inversiones
  • Rogelio Frigerio debe lograr que aparezca, al menos, un consenso básico.
  • No todos los bloques responden a gobiernos provinciales como ocurre, por ejemplo, con el Frente Renovador; a veces juega la picardía política de algunos mandatarios que se escudan en la independencia de sus legisladores.
  • Asistirían 18 de los 23 gobernadores. No estarán Rodríguez Saá porque juega el papel de opositor, Carlos Verna por un tema de salud, Miguel Lifschitz está de viaje pero dice tener disposición a acordar y manda a dos ministros en su nombre. Gustavo Bordet está de viaje y es afín al Gobierno, y Alicia Kirchner , que no está confirmada en la reunión.
  • ¿Qué estaría dispuesto a aceptar el Gobierno para encaminar la discusión?: aumentar el impuesto a los bienes personales en el exterior de 0,25% a 1, y, si bien se resiste a que se suspenda la rebaja en Ingresos Brutos estipulada en el Pacto Fiscal acordado el año pasado, porque lo considera un retroceso, no haría una cuestión de principios. "Somos minoría", argumentan en la Casa Rosada para justificar una eventual claudicación.
  • Frigerio trabaja a destajo para la probación y para que la foto no sea solo una imagen oportuna y también dé lugar al diálogo. Muchos gobernadores sienten que no logran establecer un vínculo con Macri y no consiguen plantearle sus problemáticas.
  • Frigerio trata de que no sea un reunión única, sino con futuros encuentros regionales. El ministro del Interior quiere que al Presidente lo vean como alguien dispuesto al diálogo, y que se genere empatía.
  • Los gobernadores peronistas piden que el mayor esfuerzo lo hagan las provincias gobernadas por Cambiemos.
  • El Gobierno necesita tener mañana una señal contundente de apoyo a la aprobación. Fundamentalmente destinada al FMI, que en los próximos días se decidirá el nuevo acuerdo con la ampliación de la ayuda y los nuevos términos.
  • También, sería una señal hacia los mercados, hacia la política y hacia la sociedad en este proceso de búsqueda de viabilidad económica y sustentabilidad política.
  • El oficialismo vive una situación de mucha inestabilidad interna. Emilio Monzó es reacio a citar a reuniones a los integrantes de su bloque porque hay conflictos severos en el sector oficialista tras el debate por el aborto. Silvia Lospennato y Nicolás Massot no se hablan.
  • Están trabajando, por un lado, Frigerio y los gobernadores; por otro, Monzó hacia adentro de la Cámara para la viabilidad del acuerdo.
  • Es tan importante, que si el Gobierno obtiene el Presupuesto y si el FMI la semana próxima contesta el pedido, se jugará buena parte de lo que pase con le economía argentina.
  • Es lo mínimo e indispensable para que el Gobierno pueda encontrar cierta estabilidad y enfocarse en la resolución de los problemas concretos que dejará la crisis.
  • El año que viene, si Argentina logra el déficit primario cero, todavía el queda un déficit real de 3 puntos del PBI, por intereses de la deuda.
  • Es decisivo lo de esta semana para enfrentar el año próximo una realidad de relativa calma, que no resuelve los problemas de los argentinos.
  • Muchas de las oposiciones provinciales no tienen candidatos. Quieren mostrarse como alguien que colabora para dar gobernabilidad pero sin dar un cheque en blanco a un gobierno con el que tiene diferencias. Es probable que los gobernadores den su apoyo, pero que presenten muchas críticas.