El caso Williams: el debate por el sexismo en el tenis también divide a las instituciones

Serena Williams instaló un debate tras la final del Abierto de Estados Unidos
Serena Williams instaló un debate tras la final del Abierto de Estados Unidos Fuente: AFP
(0)
10 de septiembre de 2018  • 23:59

NUEVA YORK.- El debate desatado por la conducta de Serena Williams en la final del US Open y sus acusaciones de sexismo abrieron una grieta entre dos de los principales organismos que rigen el tenis.

Horas después de que la Women Tennis Associacion (WTA) saliera en defensa de la jugadora estadounidense y considerara que la ex número uno recibió un trato machista por parte del juez Carlos Ramos en la final, la Federación Internacional de Tenis (ITF) respaldó la tarea del umpire portugués y consideró "incomprensible" el debate abierto.

La WTA es el ente rector del tenis femenino, mientras que la ATP es el organismo que rige el circuito masculino. Sin embargo, eventos como los Grand Slams, entre otros, están bajo la órbita de la ITF.

La discusión se generó a partir del escándalo vivido el sábado durante la final que Williams perdió ante la japonesa Naomi Osaka en Nueva York.

Durante el partido, Williams recibió un "aviso" por parte del juez por recibir instrucciones de su entrenador Patrick Mouratoglou, una advertencia que hizo que la ganadora de 23 títulos de Grand Slam enfureciera.

La estadounidense fue penalizada luego con un punto por romper la raqueta y finalmente perdió un game entero por abuso verbal tras llamar "ladrón" a Ramos.

"Nunca le harías esto a un hombre", le gritó Serena a Ramos en la pista después del primer "aviso". Y cuando el escándalo escaló, la jugadora elevó el tono de sus protestas. "Eres un ladrón, me estás robando", dijo Williams entre lágrimas, a los gritos y exigiendo la presencia de las máximas autoridades del torneo.

Después, al hablar con los supervisores, añadió: "Le dije ladrón porque me robó un punto. Hay hombres que dicen cosas peores. ¿Me multan a mí por ser mujer? Eso no está bien".

Tras el encuentro, la organización del US Open multó a Williams con 17.000 dólares. En declaraciones a la televisión, el propio Mouratoglou admitió haberle dado una indicación a su jugadora, lo cual no está permitido en los Grand Slams.

La WTA, sin embargo, salió en defensa de Williams y consideró que la ex número uno recibió un trato machista.

"La WTA cree que no debería haber diferencia en el estándar de tolerancia respecto a las emociones expresadas por hombres y mujeres y está decidida a trabajar con el deporte para asegurar que todos los jugadores reciban el mismo trato", indicó Steve Simon, CEO del ente rector del tenis femenino, en un comunicado emitido en la noche del domingo. "Creemos que eso no ocurrió la noche anterior", añadió.

La WTA permite el "coaching" en su circuito, con la única excepción de los cuatro Grand Slam. Por eso, el CEO del organismo se mostró partidario de permitirlo en todos los torneos. "Se necesita una revisión de esta regla", señaló Simon en su comunicado.

La ITF, en cambio, defendió en forma ferviente el trabajo realizado por el juez.

"Carlos Ramos es uno de los umpires más experimentados y respetados en el tenis. Sus decisiones estuvieron en línea con las normas y fueron reafirmadas por la decisión del US Open de sancionar a Serena Williams por sus tres infracciones", consideró el organismo.

"Es incomprensible que este lamentable incidente de alto perfil haya provocado debate", agregó la ITF en un comunicado. "El señor Ramos actuó en todo momento con profesionalismo e integridad", señaló la federación internacional.

Según una estadística elaborada por la BBC, la mayoría de las sanciones por mala conducta aplicadas durante la actual edición del US Open fueron dirigidas a los hombres. En total, diez mujeres fueron sancionadas o advertidas por su comportamiento en la pista durante el certamen, mientras que los castigos a los hombres ascendieron a 26.

En una columna en el diario El País, el entrenador Toni Nadal consideró absurda la regla del "coaching", aunque opinó que la conducta de Williams no fue la apropiada.

"Es difícil de entender que una deportista de la magnitud y prestigio de la norteamericana no pueda controlar sus nervios en la pista y se deje llevar por sus emociones", opinó el tío de Rafael Nadal y ex entrenador del número uno del mundo, que al mismo tiempo apuntó a la regla que impide dar indicaciones a los entrenadores.

"Es muy complicado para el entrenador de Serena, como lo era para mí, desplazarte desde Niza a Nueva York o desde Mallorca a Melbourne y no poder decir una sola palabra cuando has estado durante meses o años trabajando para ese momento en particular", afirmó. "A mí me parece ridículo y un sinsentido".

En tanto, en una columna para el Washington Post, la leyenda del tenis Billie Jean King defendió a Williams, asegurando que se la trata diferente respecto a los deportistas masculinos. "Yo creo que Ramos lo hizo", escribió. "las mujeres son tratadas de manera diferente en muchos aspectos de la vida. Eso es especialmente verdadero en las mujeres de color. Y lo que sucedió en el court el sábado sucede demasiado a menudo".

DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?