Preocupa una infección bacteriana que causó la muerte de dos chicos

En el Hospital Elizalde se atendieron los cinco casos de la enfermedad
En el Hospital Elizalde se atendieron los cinco casos de la enfermedad Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
Tenían entre 3 y 7 años y fallecieron en el Hospital Pediátrico Pedro de Elizalde; otros tres están internados
Fabiola Czubaj
(0)
11 de septiembre de 2018  

A través de un resumen de noticias del área de Epidemiología del Ministerio de Salud porteño, ayer trascendió que dos chicos murieron en las últimas semanas por la forma más grave de la enfermedad que puede causar la bacteria de la faringitis infantil, Streptococcus pyogenes. Otros tres menores, de entre cinco meses y siete años, permanecen internados en el Hospital Pedro de Elizalde con el mismo diagnóstico.

Al conocerse la información, el infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, aconsejó a los padres no demorar la consulta si sus hijos tienen dolor de garganta con fiebre o lesiones en la piel. A los pediatras, les recomendó estar atentos a la evolución de sus pacientes con infección por estreptococo, una consulta que aumenta este mes.

Hay que decir que una persona con el virus de la influenza o gripe no necesariamente se infectará con estreptococo
Eduardo López

"Es muy poco frecuente la forma invasiva de la enfermedad, como la de estos chicos. También estaban infectados con el virus de la influenza. Sabemos que la mayoría de los virus favorecen la coinfección bacteriana, pero hay que decir que una persona con el virus de la influenza o gripe no necesariamente se infectará con estreptococo -explicó López-. Es probable que en estos chicos con la forma más grave de la enfermedad el diagnóstico haya sido tardío porque se demoró la consulta".

En el Hospital Elizalde se atendieron los cinco casos de la enfermedad
En el Hospital Elizalde se atendieron los cinco casos de la enfermedad Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

Y aclaró, además, que "no es un brote", porque los menores no habían tenido contacto entre sí y vivían en distintos lugares, tanto de la ciudad como de la provincia de Buenos Aires.

En el resumen de novedades de la Gerencia Operativa de Epidemiología del Ministerio de Salud porteño se detalló la respuesta ante la aparición de cinco casos graves en una semana. "Se alertó a todos los referentes de epidemiología de la ciudad para reforzar la vigilancia epidemiológica y se está en consulta permanente con los expertos para evaluar la necesidad de realizar acciones complementarias", se detalló en la síntesis para los profesionales. No para la población.

En el Hospital Elizalde se atendieron los cinco casos de la enfermedad
En el Hospital Elizalde se atendieron los cinco casos de la enfermedad Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

Se está en consulta permanente con los expertos para evaluar la necesidad de realizar acciones complementarias

El texto da cuenta de que hace dos semanas, entre el 26 de agosto y el 1° de este mes, las autoridades del hospital pediátrico sobre la avenida Montes de Oca, en el barrio de Barracas, notificaron cinco casos de enfermedad invasiva por S. pyogenes. Uno es un bebé de cinco meses de edad y el resto, de entre tres y siete años. Dos de los menores residen en la provincia de Buenos Aires y los otros, en la Capital.

"Fallecieron dos pacientes, de entre tres y siete años", se precisó. En uno, la muerte fue por shock séptico: la infección de la sangre, en este caso por las toxinas que produce la bacteria, va afectando los órganos hasta provocar la descompensación total, como detalló López.

En el otro caso, la complicación fatal la provocó una neumonía. Según indicaron las autoridades sanitarias, en los dos menores se confirmó la presencia de la bacteria mediante análisis de muestras en laboratorio.

Es importante dar una alerta para que la población consulte precozmente y los médicos estemos alertas en las guardias

El resto de los chicos, también con la forma grave de la enfermedad, tuvieron que recibir cuidados intensivos. "Al momento de este reporte, aún se encuentran internados en sala de pediatría", se señaló.

En dos de los pacientes se confirmó la coinfección por la bacteria S. pyogenes y el virus de la gripe A.

"Es importante dar una alerta para que la población consulte precozmente y los médicos estemos alertas en las guardias o los consultorios externos ante las infecciones banales en esta época, porque en un cuadro por estreptococo, con el tratamiento precoz, la evolución es muy buena -explicó López-. Y el tratamiento es la penicilina; si se administra en la forma leve, con la faringitis o las lesiones de la piel, la carga bacteriana (cantidad del germen en el organismo) baja tanto que los chicos ya no lo pueden transmitir a otros. Pero cuando la consulta se hace demasiado tarde, el tratamiento es más complejo".

La infección por esta bacteria asociada con las faringitis infantiles, según indicó el profesional, es común hacia el final del invierno y durante la primavera, mientras que casi desaparece en el verano. "En esta época siempre aumenta el numero de casos de las infecciones de garganta -dijo-. La mayoría son virales, pero hay un grupo de entre el 20% y 25% de los pacientes con faringitis con muchos dolor al tragar y ganglios debajo del maxilar inferior, al que hay que darle antibióticos porque se trata de una infección por estreptococo. El diagnóstico es muy rápido y sencillo, se hace en 20 minutos. Solo hay que estar alertas".

Una bacteria bajo vigilancia

¿Qué es?

El Streptococcus pyogenes es la bacteria que suele estar asociada con las faringitis en los chicos y se trata tempranamente con penicilina.

¿Qué causa?

La infección por estreptococo puede presentarse en tres formas, de acuerdo con la gravedad. La más leve incluye la faringitis y las lesiones de la piel, a través de las que se puede transmitir la bacteria por contacto. En la forma moderada, la infección invade por debajo de la piel y es necesaria la internación para administrar medicación por vía intravenosa. En los casos más graves, la infección produce una liberación de toxinas que va afectando a varios órganos. Esto dependerá de cada organismo y de la cepa del estreptococo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.