Para la Rural, en 2019 el campo aportará por retenciones US$2938 millones extras

Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina
11 de septiembre de 2018  • 15:30

El Gobierno tendrá en 2019, tras el anuncio de más retenciones, un 75% más de recaudación vía estos tributos desde el campo. El sector aportará un ingreso adicional de US$2938 millones y su contribución a las arcas fiscales se elevará a un total de US$6838 millones.

Estos datos se desprenden de un informe realizado por el Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

Según el nuevo esquema de retenciones, a la soja se le redujo la alícuota del 25,5 al 18%. No obstante, se le sumó -como otros granos- un tributo adicional de $4 por dólar exportado que lleva hoy la retención a un nivel del 28 por ciento.

Al trigo, el maíz y el girasol, entre otros productos, también se les fijó un impuesto de $4 por dólar exportado. En tanto, productos como la leche y la carne pagarán $3 por dólar exportado y lo mismo ocurrirá con productos que no son del agro.

Antes de los anuncios del ministro de Economía Nicolás Dujovne, la expectativa de recaudación por retenciones a la soja era de US$3900 millones. Tras las nuevas medidas, esa cifra se estira a US$6838 millones con todos los productos del agro, incluyendo carne, leche y otros del sector. Son 2938 millones de dólares extras. Dicho de otro modo, a un tipo de cambio de $40, este valor representa unos 117.520 millones de pesos.

De acuerdo al informe de la Rural, la soja acercará a las arcas oficiales 3200 millones de dólares solo considerando la retención fija del 18 por ciento. En tanto, si se suman el tributo adicional a la soja y también a otros cereales y oleaginosos, en este caso la recaudación será de otros 2816 millones de dólares.

Así, sumando los conceptos de cereales y oleaginosos el sector aportará una recaudación de US$6016 millones, el 88% del total esperado.

La Rural llegó a esos cálculos considerando una producción esperada de granos comercializables de 123 millones de toneladas y exportaciones de granos y subproductos por 96 millones de toneladas. Se tomó un precio FOB promedio de 302 dólares por tonelada.

Según la entidad, la campaña pasada de sequía dejó una producción de unos 98 millones de toneladas (para la Rural se perdieron 21 millones de toneladas de soja y 8 millones de toneladas de maíz). Por la seca, vale recordar que la Bolsa de Comercio de Rosario estimó que los productores perdieron ingresos brutos por US$7500 millones, en tanto que el ingreso por divisas para el país se redujo en US$8000 millones. Ahora, el salto a 123 millones de toneladas de granos comercializables representaría una mejora del 25,5 por ciento respecto del ciclo agrícola anterior.

En este contexto, el informe indica que el aporte de otras producciones, como la carne, la leche y otro rubros también del campo a la recaudación por retenciones, será de otros US$822 millones.

Más allá de estos números, la Rural analizó qué va a ocurrir con los cultivos de maíz, que quedó gravado por el tributo adicional, y soja con las nuevas retenciones.

En el caso del maíz, que tras la quita de las retenciones en diciembre de 2015 logró expandirse en dos millones de hectáreas extras en su superficie, hasta agosto pasado se esperaba para un modelo de producción en campo alquilado de la pampa húmeda un resultado sobre la inversión del 19%. Ahora con las retenciones se prevé un 9,26 por ciento.

Para el caso de la soja, en agosto pasado se esperaba un resultado sobre la inversión del 14,57%. Ahora se proyecta un 9,10 por ciento.

Así, el nuevo esquema castiga a un cultivo clave para la rotación como el maíz. "En soja con menos inversión que en el maíz se tiene el mismo resultado por hectárea", señaló el reporte de la Rural.

TEMAS EN ESTA NOTA