La tienda virtual que permite alquilar juguetes didácticos para niños y factura $150.000 al año

Entrevista a las creadoras de Pick a Toy

5:40
Video
(0)
11 de septiembre de 2018  • 12:00

La idea de Pick a Toy es, como dice su nombre, elegir un jueguete. Esa elección puede ser por un tiempo para después, devolverlo y elegir uno nuevo.

Pick a Toy es una tienda online de alquiler de juguetes didácticos para niños de seis meses a tres años, que nació por la necesidad de tres madres amigas de que los niños no acumulen juguetes que queden en desuso tras el paso del tiempo. Por eso, propusieron crear un sistema de alquiler a domicilio dirigido a niños de seis meses a tres años y la renta tiene una duración total de un mes, pero se puede renovar, incluso comprar el producto.

"Somos tres socias, que además somos amigas. Viendo entre nuestros niños que los chicos se entusiasman con los juguetes y después quedan ocupando lugar, pensamos qué podíamos hacer para que no queden guardados y que sólo los usen cuando se necesite", explicaron Constanza y Lucila, dos de las creadoras de Pick a Toy en Comunidad de Negocios.

Para alquilar juguetes, hay distintos packs de compra: el pack inicial que permite rentar cuatro juguetes por $500, el pack plus, de seis juguetes a $800 y el pack especial de lanzamiento, en el que se abona $1300 por el alquiler durante tres meses por cuatro juguetes al mes. Luego de elegir, se envía a domicilio (la cobertura es en Ciudad de Buenos Aires).

Los juguetes se dividen en distintas categorías, según su utilidad: motricidad, didácticos, música y habilidad; y a su vez, están dirigidos a segmentos de entre seis a 12 meses; 12 a 18 meses, 18 a 24 meses y dos a tres años.

"Nos demandó creatividad e ir viendo qué tipo de juguetes eran apropiados para cada edad de cada niño. Para eso, nos asesoraron pediatras, psicólogos y psicopedagogos", dijeron y añadieron: "Son juguetes nuevos que vamos eligiendo y los ponemos en alquiler. Son didácticos, ecológicos y que permiten desarrollar habilidades".

Además, destacaron que uno de los objetivos principales del emprendimiento tiene que ver con el consumo responsable. "Apuntamos al consumo responsable. No tener juguetes por tener, sino tenerlos durante el tiempo que el niño lo quiera y, en el caso de que el interés sea más grande, lo puede comprar", aclararon.

"La repercusión fue buenísima tanto en casa como los padres que ahora tienen hijos más grandes. Y eso también nos motiva porque parece que funciona. Para el chico que recibe, todos los meses son juguetes nuevos", dijeron.

El proyecto empezó a operar hace un mes. La inversión inicial fue de $70.000 y tiene una facturación proyectada anual de $150.000.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.