Infección bacteriana: cuáles son los síntomas y a qué hay que estar atentos

Hubo dos muertes en el hospital Elizalde Fuente: LA NACION Crédito: Emiliano Lasalvia
11 de septiembre de 2018  • 14:31

Luego de confirmarse la muerte de tres chicos en las últimas semanas-dos en Capital y otra niña en la ciudad de Rosario- por la forma más grave de la enfermedad que puede causar la bacteria asociada con la faringitis infantil, streptococcus pyogenes, el infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, aseguró que no se trata de un brote ni una epidemia, pero para evitar que la infección avance y llegue a su estadio más grave, hay que estar atentos a los primeros síntomas que pueden aparecer. "Ante un cuadro de fiebre, dolor de garganta intenso, ganglios inflamados en la zona del cuello o lesiones en la piel, que generalmente empiezan con una ampolla que hace costra color miel y un halo de color rojizo, la consulta con el médico debe ser inmediata -advirtió el infectólogo-. Es importante la recomendación para que la población acuda a los servicios de guardia de manera precoz, porque si el tratamiento es inmediato, la evolución suele ser muy buena".

Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk

Las infecciones causadas por esta bacteria, que se manifiestan también como las famosas anginas o escarlatinas (a la que se le suma un brote en la piel) suelen ser muy comunes hacia el final del invierno y durante la época de primavera. "En estos meses, el aumento de infecciones de garganta es esperable, y aunque la mayoría suele ser viral, entre un 20 y 25 por ciento tiene un resultado positivo luego de hacer el test de exudado faríngeo rápido, que ayuda a determinar con la mayor celeridad posible si el dolor de garganta está provocado por una infección por estreptococo, lo que requiere de un tratamiento con antibiótico. El diagnóstico es rápido y sencillo, y no tarda más de 20 minutos".

De todos modos, hay que tener en cuenta que, en promedio, hasta un tercio de los resultados de una prueba rápida que dan negativo pueden ser falsos, (lo que significa que una persona puede tener una faringitis estreptocócica a pesar de que los resultados de la prueba estreptocócica rápida no lo garanticen). En estos casos, lo recomendado es hacer un cultivo de exudado faríngeo adicional, que demora entre 24 y 48 horas, para obtener resultados más precisos.

Horas de espera en el Hospital Elizalde por consultas en la guardia por la bacteria

10:49

Por eso, advierte López, y de acuerdo con la evaluación clínica, el médico puede indicar al paciente el tratamiento con antibióticos y suspenderlo luego de un resultado negativo definitivo. "Nunca hay que bajar la guardia luego de iniciado el tratamiento. Hay que estar atentos a la evolución del paciente en las primeras 48 horas y si algún síntoma persiste, como la fiebre alta, la respiración es más agitada, o simplemente al chico uno no lo ve bien, hay que volver a consultar".

Ya son cuatro los niños muertos por la bacteria

12:13

En los casos más leves, como explican los especialistas, el cuadro incluye faringitis y lesiones leves de la piel, y ahí es cuando la bacteria puede ser transmitida por contacto. "En la forma moderada, la infección invade por debajo de la piel, los pacientes hacen celulitis y es necesaria la internación para administrar medicación por vía intravenosa", agrega López, que se refiere luego a los casos más graves, donde las toxinas que se liberan pueden generar un cuadro de shock que es difícil de revertir con los tratamientos habituales.

Por último, el pediatra Diego Montes de Oca, director médico de TVcrecer.com, recordó que los que más riesgos tienen de presentar esta enfermdad grave son: Los que tienen tres tipos de enfermedades crónicas, como asma, algún tipo de cardiopatía o diabetes. Los que presentan enfermedades agudas como varicela, impétigo, eccemas, quemaduras o heridas en la piel; y los que tuvieron previamente o concomitantemente cuadros de gripe.

TEMAS EN ESTA NOTA