La Argentina y Colombia igualaron sin goles en un partido discreto

Amistosos Internacionales
  • 0
Colombia

Colombia

  • 0
Argentina

Argentina

José Luis Domínguez
(0)
11 de septiembre de 2018  • 14:43

NEW JERSEY - Pasó el segundo examen para esta novel selección argentina . Colombia representó un poco más de exigencia respecto del holgado 3-0 del debut contra Guatemala. Esta vez, ante un adversario que mantuvo la base que disputó el Mundial Rusia 2018 (con excepción del conductor, José Pekerman), el resultado fue un 0-0 que entregó varios elementos para el análisis. Por un lado, fue positiva el afán protagónico, la búsqueda de un planteo agresivo y vertical, tal como lo pretendía el entrenador Lionel Scaloni , así como la posibilidad de ver nuevos nombres en esta etapa todavía incipiente y sin un timonel definitivo, a la espera de que la AFA anuncie en los próximos meses al director técnico titular. Por otra parte, y como es lógico, en esta nueva tarea el seleccionado mostró algunos desacoples, y no encontró aún respuestas de parte de las figuras más esperadas, como Mauro Icardi y Paulo Dybala , quienes todavía no pudieron gritar con la camiseta nacional . Esta gira por suelo estadounidense entregó un par de buenas calificaciones para Pity Martínez y Ezequiel Palacios , y a ellos se sumó Franco Armani , que volvió anoche al arco y le bastaron un par de apariciones para estar entre las figuras.

En el magnífico MetLife Stadium, ante unos 30.000 espectadores, con una mayoría colombiana que convirtió el escenario en una sucursal de El Campín bogotano, Argentina apostó por un esquema ofensivo: 4-3-3, con Meza y Martínez como extremos para acompañar arriba a Icardi. Scaloni acentuó esa propuesta con la misión de ejercer presión alta, algo que estuvo cerca de dar frutos en los primeros minutos, en los que se vio lo mejor del equipo argentino. En menos de un minuto, Palacios recibió por el medio y encontró espacio para meter un zurdazo que Ospina sacó del rincón; enseguida, el arquero colombiano debió estirarse otra vez ante un tiro rasante del Pity Martínez.

En esos primeros quince minutos la selección mostró entusiasmo, movilidad, despliegue y concentración ante un rival que no podía encontrar la pelota, con algunos encuentros interesantes entre Martínez y Palacios, y por allí surgió otra chance clara, que terminó con la definición de Icardi, pero el 9 del Inter de Milan perdió el duelo con Ospina.

Pero Barrios empezó a ganar un poco más en el medio, y Colombia creció de la mano de Cuadrado. El volante de Juventus se acomodó como un extremo por la izquierda, y por allí le hizo pasar algunos sofocones a Bustos, mientras Meza no quería descuidar las subidas de Machado. Hábil y encarador, Cuadrado generó la primera situación 'cafetera', con un robo a Lo Celso -por debajo del partido que tuvo con Guatemala- en la salida y asistencia para Falcao, que buscó el rincón derecho y exigió a Armani.

Con movilidad y talento, Cuadrado empezó a encontrar las hilachas que mostraba Argentina, pero no encontró un buen acompañamiento y Colombia mostró falta de profundidad para acertar algunos desacoples entre el mediocampo y la defensa argentina. Lo Celso no tuvo un buen partido en la contención, pero sí acertó como apoyo en el ataque. Intentó primero con un remate débil a las manos de Ospina, y en la última acción del primer tiempo, recibió un buen pase de Meza y su remate cruzado dio en la base del poste derecho. Aun con un par de desajustes, Argentina se mostraba mucho más incisiva que su rival.

Para la segunda parte, Scaloni movió piezas e hizo ingresar a Dybala. El jugador de Juventus buscó asociarse con el ataque a Icardi, y luego se sumó Pavón para mantener el tridente ofensivo. El entusiasmo en los nombres, sin embargo, no se correspondió en el juego. Argentina tuvo más la pelota, pero no llegó en la misma proporción que en la primera mitad. Colombia pudo lastimar cuando encontró espacios. Muriel tuvo la primera situación propicia en un contraataque que tomó mal parado al equipo argentino, pero Armani tuvo su primera aparición salvadora. El arquero de River no participa mucho con los pies en la salida, pero sí aportó mucho cuando debió intervenir en un par de desacoples; se lució con una estirada a los pies de Bacca cuando el delantero buscaba la gambeta larga, y le ganó también a Villa a pocos minutos del final.

Dybala vio pocos minutos de acción. Fue el último en sumarse al plantel, ya que tenía que permanecer unos días más en Italia por razones personales, y se perdió varios entrenamientos específicos, situación que lo relegó en la consideración de Scaloni para el armado de los equipos. Ingresó en la segunda parte, tiró un par de lujos en el arranque y buscó por el frente de ataque, pero luego se diluyó en algunas imprecisiones. Claramente, el cordobés tiene la capacidad para merecer más oportunidades, pero todavía no ha mostrado en la selección su auténtico nivel. Lo mismo vale para Icardi, que se mostró voluntarioso como único punta, pero no pudo convertir en su ocasión principal, y luego chocó bastante con los centrales colombianos, sin pesar en el ataque. La nueva etapa demandará más cambios, seguramente. Por ahora, no es el tiempo de tomar decisiones definitivas en esta renovada selección argentina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?